El Capítulo General en 7 preguntas (7)

Julio 10, 2018
De fsspx.news
news-header-image

¿Qué temas se tratan en el Capítulo después de las elecciones?

La primera cuestión gira en torno a las finanzas de la Casa General: esta evaluación es llevada a cabo por tres verificadores, miembros del Capítulo pero ajenos al Consejo General, los cuales son designados por el Presidente del Capítulo.

Son muchos los temas que se tratan durante el Capítulo. He aquí algunos ejemplos:

- el análisis de la situación moral y financiera de la Fraternidad a partir de las cuentas presentadas por el Superior General saliente;

- las modificaciones o precisiones que se introducirán en los Estatutos, así como la interpretación auténtica de los mismos;

- las cuestiones de principal interés para el bien común de la Fraternidad;

- la determinación de las reglas que se seguirán en la Fraternidad con respecto a ciertas cuestiones controversiales, nuevas condiciones sociales, problemas con el apostolado, formación de clérigos, etc.

Para llevar a cabo esta tarea inmensa, los trabajos del Capítulo se dividen en comisiones, conformadas en función de los distintos temas y de las cuestiones formuladas por los miembros.

El Superior General debe confirmar las comisiones, determinar su objetivo y proponer los miembros: un presidente y un secretario.

Las comisiones elaboran análisis y resoluciones, las cuales se someten inmediatamente a las deliberaciones del Capítulo reunido en sesión plenaria.

Las resoluciones del Capítulo General pueden ser decisiones, directivas o deseos. Estos se toman basándose en la mayoría absoluta de los miembros presentes.

Si las resoluciones implican un cambio en los Estatutos, deben ser aprobadas por una mayoría de dos tercios de los votos válidos. El conjunto de resoluciones conforman las Actas del Capítulo General, las cuales se imprimen y se publican inmediatamente en Cor Unum, el boletín oficial que reciben todos los miembros de la Fraternidad.

Las decisiones que requieran la aprobación de Roma, o las resoluciones que se beneficiarían de la examinación de la Autoridad Suprema, son presentadas a la Santa Sede por el Consejo General.