El Cardenal Stella rinde homenaje al Cardenal Mindszenty, mártir del comunismo

Mayo 20, 2018
De fsspx.news
news-header-image
El Cardenal József Mindszenty.

"Un modelo ejemplar de vida sacerdotal y de celo apostólico, al cual debo le debo mucho": fue con estas emotivas palabras que el Cardenal Beniamino Stella evocó la figura del Cardenal Jószef Mindszenty durante la Misa celebrada el 2 de mayo de 2018, con motivo del 43° aniversario de la muerte del prelado húngaro.

"Las imágenes emblemáticas de mi juventud", explicó el Cardenal Stella, "estaban conformadas por esos sacerdotes que vivieron su ministerio a la sombra de la llamada cortina de hierro, pasando año tras año en duras adversidades y dificultades, marcados por la persecución a la Iglesia católica."

Uno de los aspectos de la vida de Monseñor Mindszenty que más impactó al prelado romano fue "la valentía indomable de su fe, la fidelidad con la que vivió como discípulo del Señor", incluso durante los tiempos de persecución, "su pastoral completamente orientada hacia el pueblo y su verdadera disponibilidad, siempre dispuesto a dar su propia vida por la Iglesia y por su país, como el Buen Pastor."

El prefecto de la Congregación para el Clero citó el testamento espiritual del Cardenal Mindszenty, con fecha del 19 de octubre de 1962, que comienza con una exhortación dirigida al pueblo húngaro: "En su atribulado destino, y hasta que Dios en su infinita misericordia haga salir el sol, permanezcan siempre fieles a Dios, a la Iglesia y a su patria terrestre." El testamento muestra una bella firmeza doctrinal, denunciando "las mentiras de las ideas comunistas y la violencia del régimen."

El Cardenal Stella finalizó esta evocación recordando que el prelado húngaro perseveró en la fe hasta el fin de su vida, comparándolo con San Atanasio, intrépido defensor de la fe católica a pesar de las persecuciones.

¡Que esta perseverancia y claridad en la denuncia de los errores de su tiempo, se convierta en una fuente muy clara de inspiración e imitación para los pastores de la Iglesia de hoy!