Pío XII: ¿Se publicarán próximamente los documentos secretos?

Noviembre 03, 2017
De fsspx.news
news-header-image

Según el arzobispo Jean-Louis Bruguès, archivista y bibliotecario del Vaticano, la clasificación de los archivos del pontificado de Pío XII está a punto de finalizar. Esto significa que ya no hay nada que se interponga a la publicación de los documentos secretos de uno de los pontificados más ricos de la historia contemporánea.

El tema de la apertura de los archivos del pontificado de Pío XII (1939-1958) ha surgido regularmente. Desde el 2014, la revista católica francesa La Vie anunció que el Papa Francisco estaba considerando la posibilidad de "una apertura anticipada de los archivos de Pío XII", y mencionó el período 2015-2016 como la fecha probable para su publicación.

El 12 de octubre del 2017, en las columnas de La Croix, Nicolas Sénèze reportó los comentarios hechos por el arzobispo Jean-Louis Bruguès, archivista y bibliotecario de la Iglesia Católica Romana. El arzobispo anunció que los famosos archivos podrían ser publicados "dentro de un año."

Un conjunto de documentos importantes
 

El prelado dio un discurso en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, dirigido al Opus Dei, durante una sesión de formación para periodistas francófonos, a quienes confió que los "archivos secretos" del pontificado estaban "listos para su apertura". Sin embargo, dichos archivos sólo representan "alrededor del 60% de los archivos del pontificado, y no todos los dicasterios están listos." "Cuando se abren los archivos de un pontificado, todos tienen que estar disponibles", explicó. Así que, por lo menos, los principales dicasterios deben finalizar la clasificación de los documentos. Para dar una idea de la cantidad de material que esto representa, los archivos del pontificado de Pío XII incluyen 16 millones de páginas, 15,000 sobres y 2,500 archivos.

Si su apertura se lleva a cabo el próximo año, como lo cree Monseñor Bruguès, será algo sin precedentes. La regla en vigor establece que los archivos de un pontificado no pueden abrirse al público hasta 70 años después de su muerte. Pío XII murió en 1958, así que, teóricamente, los archivos sobre su pontificado deberían abrirse hasta el 2028, a menos que el papa concediera una dispensa especial.

Los Papas Benedicto XVI y Francisco han expresado, en más de una ocasión, su deseo de abrir prematuramente dichos archivos con el fin de limpiar la memoria de un papa que es acusado con frecuencia de pactar acuerdos con el régimen nazi, y que es víctima de una leyenda negra completamente inventada que se sostiene contra todas las evidencias históricas y la honestidad intelectual.

Las primeras acusaciones fueron lanzadas por Rolf Hochhuth en una obra llamada El Vicario, escrita en 1963, que supuestamente estaba basada en hechos históricos. Cinco años después de su muerte, el Pastor Angélico fue culpado por su llamado "silencio culpable" a través de una obra acusadora en donde es retratado como un hombre despiadado, hipócrita y cómplice de los alemanes.

El papel de Rusia en la desacreditación del Papa
 

Para el Padre Peter Grumpel, relator para la causa de la beatificación de Pío XII, no existe la menor duda de que los soviéticos desempeñaron un papel importante en la creación de la obra de Hochhuth; el consejero del guionista era Erwin Piscator, un reconocido comunista. Cuando fue entrevistado por la agencia de prensa Zenit en el 2007, el Padre Gumpel declaró: "siempre se ha sabido en el Vaticano que la Rusia Bolchevique estuvo detrás de esta campaña desacreditadora contra Pío XII." Aunque no llegó al extremo de afirmar que el mismo Hochhuth era un agente infiltrado, si señaló que "es evidente que su obra estaba fuertemente influenciada por el sistema comunista." Tanto los diarios como otros medios de propaganda se encargaron de crear un eco internacional para esta calumnia.

Durante décadas, varios investigadores importantes e independientes han trabajado para reestablecer la verdad. El Padre Pierre Blet, SJ, con la colaboración de Robert Graham, Angelo Martini y Burkhart Schneider, proporcionaron un relato de la política de la Santa Sede durante la guerra basado en los numerosos archivos que fueron puestos a disposición de los historiadores durante el pontificado de Paulo VI. Las Actas y Documentos de la Santa Sede Relacionados con la Segunda Guerra Mundial, publicado en 12 volúmenes entre 1965 y 1982, representa un análisis indispensable.

Desde entonces, muchas obras han hecho justicia a la memoria de Pío XII y al papel de la Iglesia durante la guerra. Un gran número de iniciativas diplomáticas y humanitarias ayudaron a aliviar a la población y a los más amenazados. Cientos de miles de prisioneros, civiles y, principalmente, judíos, les deben a éstas sus vidas.

La tan esperada apertura de los archivos secretos de Pío XII debería posibilitar una revisión más tranquila y objetiva de un pontificado que, con mucha frecuencia, es caricaturizado por autores en busca de sensacionalismo. Pero Monseñor Bruguès ya les ha advertido que no esperen ningún "descubrimiento que revolucione lo que ya sabemos."