Paraguay construirá una carretera siguiendo el ejemplo del Camino de Compostela

Marzo 06, 2019
Origen: fsspx.news

El gobierno de Asunción anunció la idea de construir una carretera que recorra el camino de los misioneros jesuitas en Paraguay, siguiendo el ejemplo de la peregrinación de Compostela.

"Queremos construir una carretera, el camino de los jesuitas, para unir a los 30 pueblos con peregrinaciones, paseos y eventos turísticos, algo parecido al camino de Santiago de Compostela", anunció el portavoz de la Secretaría de Turismo de Paraguay, Benjamín Chamorro, a la AFP el 14 de febrero de 2019.

Varios de los pueblos fundados por los jesuitas han sobrevivido hasta hoy, San Ignacio Mini, en Argentina, por ejemplo, y La Chiquitania, cerca de Santa Cruz, en Bolivia, en medio de la selva virgen.

La misión de San Ignacio Mini es famosa por haber inspirado la película "La Misión" de Roland Joffé: fundada en 1697, esta reducción guaraní llegó a tener hasta 3,000 habitantes en el apogeo de su prosperidad. Sobrevivió durante medio siglo después de que los jesuitas fueran expulsados, antes de que finalmente fuera destruida.

Cuando los jesuitas evangelizaron a los indios guaraníes, también les proporcionaron una organización espacial, económica y social que se adaptó perfectamente a su tierra: granjas, plantaciones de mate, una red de caminos y vías fluviales alrededor de Uruguay y sus afluentes.

Este sistema se denominó reducción porque incluía varias estructuras más pequeñas con potenciales distintos y complementarios, destinadas a satisfacer las necesidades básicas de los establecimientos más grandes.

Estas misiones jesuitas, que en esa época eran alentadas por la Iglesia, tenían como objetivo darles a los indios una vida comunitaria y un marco social, a fin de prepararlos para relacionarse pacíficamente con la cultura occidental. También intentaron ayudarlos a desarrollarse en armonía y protegerlos de la codicia excesiva de ciertos colonos. Los jesuitas hicieron lo mismo con los indios americanos en la costa este de los Estados Unidos. Esto contradice particularmente la leyenda negra de los misioneros que imponen su fe y su estilo de vida al mismo tiempo que socavan los recursos locales.