Tres discursos dignos de mención en el Foro Romano de la Vida

Mayo 24, 2018
De fsspx.news
news-header-image
El Cardenal Raymond Burke

Este año, el Foro Romano de la Vida se llevó a cabo los dias 17 y 18 de mayo de 2018 en la Universidad Pontificia de Santo Tomás de Aquino, sobre el tema de la conciencia. Los discursos del Cardenal Raymond Burke, de Monseñor Athanasius Schneider y de Stéphane Mercier interesaron particularmente a la audiencia.

Monseñor Schneider

Monseñor Schneider, quien habló el 17 de mayo, el primer día del Foro, desarrolló la idea de que la Iglesia no es solamente el pontífice romano, sino una realidad "más amplia". Por tanto, el papa tiene "los mismos deberes que cualquier otro católico: renunciar a Satanás y profesar la fe católica," declaró el prelado.

Según la opinión del obispo auxiliar de Astana, la capital de Kazajstán, si el papa deja de profesar la fe en toda su plenitud, los católicos "deben ayudarlo, en vez de atacarlo". "A un pastor hereje", finalizó el prelado, "hay que responder con respeto, y con la enseñanza constante e inmutable de la Iglesia."

Cardenal Burke

El segundo día del Foro, el discurso del Cardenal Raymond Burke resultó particularmente atractivo para la audiencia. El alto prelado recordó que los católicos deben colocarse resueltamente "bajo la bandera del Reinado Social de Cristo" para contrarrestar los ataques de los enemigos de la Iglesia, quienes tratan de "infiltrar y corromper a la Esposa de Cristo a través de la apostasía", declaró. "La conciencia", explicó el Cardenal, "no consiste en el conjunto de pensamientos y deseos de un individuo; sino que está cimentada en la única Verdad que puede purificar nuestras aspiraciones y volverlas acordes con el divino mandamiento de amar a Dios y a nuestro prójimo."

Profesor Mercier

Ese mismo día, el Profesor Stéphane Mercier - quien fue despedido de la Universidad Católica de Louvain por defender la vida en contra del aborto - compartió sus pensamientos sobre cómo el espíritu del mundo está apoderándose de la Iglesia. "El reino de lo 'políticamente correcto', la ideología de género y los grupos de presión liberales han infectado las universidades de todo el mundo con su gangrena, desterrando las posturas basadas en la razón natural", explicó. Stéphane Mercier también lamentó el hecho de que "incluso las instituciones católicas están abandonando sus principios para mantener una buena imagen ante los ojos del mundo."

En este contexto, no resulta nada sorprendente ver a los "líderes eclesiásticos y pastores seguir el ejemplo, sacrificando la fe inquebrantable sobre el altar de lo mundano y del sentimentalismo," añadió el profesor. "Levantar la voz para defender la verdad tiene un precio, pero ahora es más importante que nunca permanecer fuertes, pues si la sal pierde su sabor, ¿con qué se la salará?"