"¡Es culpa de los cristianos!"

Junio 08, 2021
Origen: fsspx.news
Baba Ramdev

En la antigua Roma, cuando sucedía alguna desgracia pública, los paganos decían: "¡Es culpa de los cristianos!" Parece que los nacionalistas hindúes en el poder en la India han retomado el mismo estribillo. Para hacer que la gente olvide su desastrosa gestión de la crisis sanitaria, están orquestando una campaña de desprestigio contra los cristianos, ¡acusándolos ​​de ser la causa del coronavirus!

El río más sagrado de la India ha tomado la apariencia de una carroza fúnebre desde hace varias semanas, transportando miles de cuerpos de víctimas del Covid-19, que las familias más pobres no han podido incinerar por falta de recursos.

El gobierno nacionalista de Narendra Modi, impotente para lidiar con la situación sanitaria, está tratando de minimizar la magnitud de la tragedia para enmascarar su incompetencia, señalando chivos expiatorios como distracción.

Los cristianos son naturalmente ideales para este papel en un país donde el partido gobernante, el Partido Bharatiya Janata (BJP), ha hecho de la extinción de todas las religiones no hindúes uno de sus principales objetivos políticos.

Para llevar esto a cabo, el primer ministro indio se apoya en las principales personalidades mediáticas comprometidas con su causa. Por ejemplo, Swami Ramdev, más conocido como Baba Ramdev, y su brazo derecho, Acharya Balkrishna.

No nos engañemos, estos carismáticos maestros yoguis, cuyos nombres se desconocen en Occidente, están lejos de ser monaguillos y ocupan el noveno lugar en el ranking de las personas más influyentes de la India. Por no hablar de su fortuna, que está valorada en miles de millones de euros.

Según los dos hombres, el coronavirus no es más que una "conspiración para convertir la India al cristianismo y hacer que le dé la espalda al yoga y a la medicina ayurvédica", como indica un tuit publicado en su cuenta oficial durante el mes de mayo de 2021, que rápidamente se volvió viral en las redes sociales. Oro puro para Narendra Modi.

Toda la "esfera hindú" digital transmitió este tema en la web e, inmediatamente, fue el presidente de la Asociación Médica de la India (IMA), uno de los sindicatos más importantes de médicos, Johnrose Austin Jayalal, cristiano, a quien se le acusó de querer utilizar la pandemia con fines proselitistas.

Por su parte, Baba Ramdev aseguró: "La alopatía ya ha matado a cientos de miles de personas con Covid-19, por lo que los indios harían bien en rechazar tales terapias y utilizar en su lugar los remedios ayurvédicos producidos por Patanjali".

Patanjali es el nombre de la empresa fundada por los maestros yoguis, que les proporciona unos ingresos bastante considerables. Comercializa, entre otras cosas, el famoso Panchagavya, un "remedio" que consiste en una mezcla de estiércol, orina y leche de vaca, y que ya ha curado a 800 pacientes infectados con SARS-CoV-2, según el informe. 

Estas palabras no hacen sonreír al Padre Babu Joseph, exportavoz de la Conferencia Episcopal de la India: "Presentar acusaciones tan ridículas contra un organismo profesional respetado solo demuestra su aversión a todo lo relacionado con el progreso. Se ha demostrado que la medicina convencional salva millones de vidas en todo el mundo. El hecho de que un hombre sin conocimientos médicos pueda difamarla es el mundo al revés", explicó el sacerdote.

A menudo atacados debido a su fe, los cristianos en la India han visto crecer la hostilidad de la mayoría hindú hacia ellos desde el inicio de esta crisis sanitaria cuyos efectos han sido en gran medida infravalorados por el poder gobernante: de las 315,235 muertes reportadas oficialmente el 27 de mayo, el número de pacientes fallecidos estaría en un rango de 630,000 a 945,000.