¿El capellán de las Naciones Unidas?

Febrero 11, 2021
Origen: fsspx.news

Cada mes, el Papa Francisco presenta su "intención de oración" en un video. Para el mes de enero, esta intención fue estar "al servicio de la fraternidad", en línea con su encíclica Fratelli tutti (3 de octubre de 2020) y la Declaración Interreligiosa de Abu Dabi (4 de febrero de 2019).

El extraño contenido del video

En su blog, el 7 de enero de 2021, Jeanne Smits presentó este video: "Vemos a una mujer que reza piadosamente su rosario. Sin transición, pasamos a una joven musulmana con velo que realiza su oración ritual sobre una alfombra; segundos más tarde, es el turno de un judío de balancearse, con la kipá en la cabeza y el talit (mantón ritual) en los hombros.

"Luego, los tres 'orantes' envían (entre sí mismos, sin duda) un emoticón de oración desde sus teléfonos celulares y se reúnen poco después, portando la respectiva mascarilla, para participar en un comedor de beneficencia (aparentemente vegetariano, ¡porque la comida está hecha de garbanzos picantes!) donde sirven a indigentes de tipo caucásico.

"¿La idea? Habiendo rezado cada uno a este Dios que nos hace a todos 'hermanos y hermanas', los protagonistas del video están preparados para una caridad que dispensarán juntos y sin distinción de fe ni de personas. De ahí a entender que adoran al mismo Dios, que los anima con el mismo amor fraterno, solo hay un paso que el video invita a dar su audiencia".

La explicación dada por el Papa

Además, se escucha la voz en off del Papa para dar explícitamente el significado que busca video: "Al orar a Dios a ejemplo de Jesús, nos unimos como hermanos y hermanas a quienes oran según otras culturas, otras tradiciones y otras creencias. Somos hermanos y hermanas que rezamos. La fraternidad nos lleva a abrirnos al Padre de todos y a ver en el otro a un hermano, a una hermana con quien compartir la vida, apoyarse, amarse, conocerse".

Ni una sola vez se recuerda que somos hermanos por el bautismo, según la enseñanza de San Pablo: "hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo" (Ef. 4, 5). Al contrario, la voz del Papa afirma: "la Iglesia valora la acción de Dios en las otras religiones"; en otras palabras: Dios actúa en las otras religiones, a través de ellas, queriendo que exista su diversidad, como se expresa en la Declaración de Abu Dabi.

El Papa añade: "...sin olvidar que, para nosotros los cristianos, la fuente de la dignidad humana y de la fraternidad se encuentra en el Evangelio de Jesucristo"; pero continúa: "los creyentes tenemos que volver a nuestras fuentes para enfocarnos en lo esencial. El núcleo de nuestra fe, el culto a Dios y el amor al prójimo".

¿Se está refiriendo a los creyentes católicos? No, porque mientras el Papa dice estas palabras, el video muestra a la joven musulmana doblando su alfombra, leyendo su mensaje y colocando su teléfono cerca del Corán; luego es el turno del judío de recibir el SMS, después de lo cual los tres, junto con el cristiano, se reúnen para montar su comedor de beneficencia.

Y Francisco concluye diciendo: "Oremos para que el Señor nos dé la gracia de vivir en plena fraternidad con nuestros hermanos y hermanas de otras religiones, dejando de oponernos y orando unos por otros, abiertos a todos".

El significado de la misión del Papa según el Padre Fornos

J. Smits recuerda acertadamente que "el Papa es, o debe ser, por excelencia quien nos fortalece en la fe", pero el Padre Frédéric Fornos, SJ1, en el comunicado de prensa que presentó este video, nos da otra idea de la misión del Soberano Pontífice: "Es especialmente importante que esta intención [de oración] del Santo Padre nos ayude a percibirnos realmente como hermanos y hermanas en el camino de la paz, que se hace cada vez más necesario.

"Para Francisco, el papel de las religiones es fundamental para este propósito; esto es lo que significó al firmar el Documento sobre la Fraternidad Humana por la Paz Mundial y la Convivencia Común, con el gran imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyeb.

"Un poco más de un año después, el Papa desarrolló más profundamente sus ideas en su última encíclica, Fratelli tutti, notablemente en el capítulo 8: "Las diferentes religiones, por su valoración de cada persona humana como criatura llamada a ser hijo e hija de Dios, ofrecen una contribución preciosa a la construcción de la fraternidad y a la defensa de la justicia en la sociedad".

"Que nosotros, en nombre de Dios, que nos creó a todos iguales en derechos, deberes y dignidad, y que nos llamó a vivir juntos como hermanos y hermanas, fomentemos esta fraternidad para afrontar juntos los desafíos del mundo y de nuestra 'casa común'. La fraternidad, que respeta y valora la diversidad, es el estilo del Reino de Dios".

El Día de la Fraternidad Humana decretado por la ONU

Por su parte, la ONU decretó que el 4 de febrero de 2021 se celebre el Día de la Fraternidad Humana, día de la firma de la Declaración de Abu Dabi. Un comunicado de prensa indica que la Asamblea General de las Naciones Unidas tiene la intención de hacer un llamado a "una acción global basada en la unidad, la solidaridad y la renovación de la cooperación multilateral", frente a la pandemia y otros desafíos globales que se presentan a la humanidad.

En respuesta, los miembros del Alto Comité para la Fraternidad Humana, compuesto por líderes religiosos y académicos de todo el mundo que trabajan para difundir la Declaración de Abu Dabi, extendieron su agradecimiento a todos los estados miembros de la Asamblea General de las Naciones Unidas que apoyaron este documento y pidieron la adopción de sus principios.

El Alto Comité considera que la resolución es un gran logro, destacando que eleva la fraternidad humana a una causa internacional y que es una fuente de aliento para continuar los esfuerzos e iniciativas encaminados a lograr los objetivos y principios del Documento de Abu Dabi.

Según este Alto Comité, la Asamblea General de las Naciones Unidas, al adoptar la resolución de celebrar un Día de la Fraternidad, no solo informa a los estados miembros sobre los esfuerzos del Papa Francisco y el gran imán de Al-Azhar para promover el diálogo interreligioso e intercultural, sino que también los invita a celebrar el Día abogando por una cultura de la paz que fomente el desarrollo sostenible, la tolerancia, la inclusión, el entendimiento mutuo y la solidaridad en todo el mundo...

Una pregunta relevante: ¿Francisco es el capellán de la ONU?

Frente a esta estrecha cooperación interreligiosa entre el Vaticano y la ONU, el académico argentino Rubén Peretó Rivas expresó su perplejidad al vaticanista Aldo Maria Valli en el blog Duc in altum del 7 de enero: ¿Francisco es el capellán de la ONU?

Según Peretó, esta pregunta debe hacerse, porque "en la práctica, la Iglesia liderada por el Papa Francisco, seguido por la mayoría de los obispos, ha adoptado el programa de las Naciones Unidas, por ejemplo, fomentando la inmigración y la subsecuente censura de los países y gobiernos que buscan regularla o impedirla.

"Luego insisten particularmente en el cambio climático, que requeriría un cuidado extraordinario del planeta, llamado en los círculos papales "madre tierra". Asimismo, la "fraternidad universal", objetivo perseguido desde hace siglos por sociedades agnósticas y especialmente anticatólicas como la masonería, es hoy proclamada abiertamente por el propio Vicario de Cristo, por ejemplo, en la Declaración de Abu Dabi de 2019 o en su video de enero de 2021".

Y, finalmente, se hace la misma pregunta que J. Smits, es decir, si Francisco piensa así asumir la misión que le ha sido encomendada, a saber, "confirmar a sus hermanos en la fe" (Lc 22, 32).

  • 1. El Padre Fornos es el subdirector general del Apostolado de la Oración y del Movimiento Eucarístico Juvenil.