¿Qué es la “Teología Pop”? (1)

Septiembre 30, 2022
Origen: fsspx.news
Monseñor Antonio Staglianò

El 6 de agosto de 2022, el Papa Francisco nombró presidente de la Pontificia Academia de Teología a monseñor Antonio Staglianò, obispo emérito de Noto, en el sureste de Sicilia. Este prelado se dio a conocer por su deseo de promover lo que él mismo llama Teología Pop.

El lunes 15 de agosto, en el sitio web del Vaticano, Andrea Gagliarducci señaló que este nombramiento revela el deseo personal de Francisco de una evolución de la teología. Según el periodista italiano, lo importante para el Papa "no es la doctrina, sino la forma en que esta se presenta. Es un enfoque principalmente pragmático del problema".

"Es un enfoque en el que se refleja la elección de monseñor Staglianò, quien se hizo famoso por su teorización de lo que se conoce como la teología pop, es decir, una teología popular, "no convencional" en palabras del mismo obispo, que pretende presentar el Evangelio en un lenguaje contemporáneo. En particular, a monseñor Staglianò le gusta usar piezas de música pop, especialmente las del festival de Sanremo".

Según Andrea Gagliarducci, "para el Papa Francisco, la prioridad es rejuvenecer el idioma. Puede que no tenga la intención de cambiar la doctrina, pero está convencido de que la doctrina debe presentarse de manera diferente para que sea atractiva. La doctrina debe comunicar alegría. No debe blandir prohibiciones".

Básicamente, el periodista italiano se pregunta si "la doctrina como cuestión de lenguaje es quizás el tema teológico central del Papa Francisco".

Quizá Francisco no tenga realmente la intención de cambiar la doctrina, -como escribe Andrea Gagliarducci-, pero tiene la evidente obsesión de hacer esta doctrina "presentable" a los ojos del mundo, para lo cual se verá obligado a modificar la doctrina para adaptarla a las exigencias de este mundo, caso por caso, como en la comunión de los divorciados vueltos a casar.

Cambiar la forma sin tocar el fondo, fue la pretensión desplegada por el aggiornamento conciliar desde el principio. Esta es ahora una ilusión probada.

El vaticanista romano continúa: el pensamiento del Papa Francisco "consiste en abordar las grandes cuestiones [llamadas 'sociales' NDLR] en lugar de los temas centrales de la doctrina. Se trata de mirar sobre todo al ser humano, y el discurso sobre Dios debe ser más bien un discurso humano".

Con monseñor Staglianò a su lado, Francisco tendrá "un pastor que se muestra en las periferias (incluso del pensamiento) como el Papa siempre invita a hacer. La nueva línea teológica consistirá, pues, en rejuvenecer el lenguaje, explicando el Evangelio desde otra perspectiva.

"Así, se minimizan ciertos temas fundamentales del debate -desde los de doctrina hasta los de vida y bioética, que deben ser relativizados y dejados de lado-, para permitir abordar las cuestiones [de la sociedad, como la ecología] que pueden promover el diálogo [con el mundo contemporáneo]".

Para Vincenzo Rizza, corresponsal de Aldo Maria Valli que lo cita en su blog, el 13 de agosto, se trata claramente de una revolución. Con ironía, comenta el reciente nombramiento de monseñor Staglianò: "una promoción justa y esperada para un buen teólogo que se ha distinguido particularmente por su originalidad y su obediencia al nuevo magisterio.

"Todo este esfuerzo finalmente fue recompensado, y Staglianò finalmente pudo dejar el pequeño escenario de Noto (que obviamente se había vuelto demasiado pequeño para él) para actuar en escenarios mucho más prestigiosos".

Y Rizza le augura un futuro brillante al nuevo presidente de la Academia de Teología, que podrá "por fin extender los beneficios de su predicación a todo el mundo católico y contribuir a la formación de nuevos sacerdotes y al impulso de la teología pop".

"Primer paso, el nombramiento obligatorio (como se hacía en Noto) de un asistente para la teología pop (en cualquier sentido) en cada diócesis; segunda etapa, la sustitución del Credo por la canción Imagine de John Lennon, un canto que incluso Jesús, según el prelado, habría cantado con convicción; tercera etapa... impredecible, por ahora. Porque la imaginación no tiene límites. ¡La revolución acaba de comenzar!"

Cáusticamente, Vincenzo Rizza concluye sugiriendo otra nominación: para el "sacerdote que celebró la Misa en el mar, con el torso desnudo, utilizando un colchón inflable como altar, pues, básicamente, interpretó al pie de la letra las enseñanzas de la Iglesia "en salida", y podría reemplazar dignamente a monseñor Staglianò como obispo en la sede vacante de Noto".