¿Sacerdotes progresistas progresivamente casados?

Junio 26, 2020
Origen: fsspx.news

La exhortación postsinodal Querida Amazonia (2 de febrero de 2020) no se pronunció sobre el tema de los sacerdotes casados ​​ni respecto a la posibilidad de que las mujeres puedan ser ordenadas diaconisas, pero esto no significa que estas dos demandas hayan sido abandonadas por los teólogos progresistas.

Respecto a los sacerdotes casados, el vaticanista Sandro Magister escribió en su blog Settimo Cielo del 8 de junio de 2020, sobre las inquietantes declaraciones del Padre Antonio José De Almeida, sacerdote de la diócesis de Apucarana en el sur de Brasil, y profesor de la Universidad Pontificia Católica de Paraná.

Este sacerdote es conocido por haber desarrollado las propuestas ultra progresistas presentadas por Monseñor Fritz Lobinger, obispo de Aliwal (Sudáfrica) de 1987 a 2004, quien propuso la existencia de "equipos de ancianos" al frente de las parroquias, hombres o mujeres, solteros o casados, sacerdotes ordenados, y con el poder de celebrar misa. El Papa Francisco ha citado repetidamente las propuestas de Monseñor Lobinger como elementos de reflexión, sin condenarlas nunca.

En la opinión del Padre De Almeida, manifestada en la revista italiana Il Regno de abril de 2020, el silencio del Papa sobre la cuestión de los sacerdotes casados ​​no indica una renuncia, sino únicamente que se deberá actuar por etapas. El "primer paso" consistirá en "detallar las razones por las cuales una diócesis pretende proponer la ordenación de hombres casados". Las diócesis podrían incluso dar este primer paso por iniciativa propia, pero "sería mejor tomar la decisión junto con las diócesis vecinas, quizás a nivel de una provincia eclesiástica o de una conferencia episcopal regional". Este sería "el segundo paso".

El "tercer paso" tendrá lugar una vez que se haya elaborado el "proyecto"; este paso consistirá en "presentar la solicitud a la Santa Sede". A la pregunta del periodista de Il Regno: "¿Y la Santa Sede responderá favorablemente?", el Padre De Almeida respondió con confianza: "Ciertamente, la Santa Sede puede hacerlo. En el marco amazónico, y dado el proceso sinodal puesto en marcha desde el anuncio del sínodo especial para la Amazonia, no tengo dudas al respecto".

Según el sacerdote brasileño, también podría suceder que, mientras tanto, se instituya en la región un "rito amazónico" según el modelo de las Iglesias sui iuris, como los católicos griegos, donde existe el sacerdocio casado. En este caso, "cambiaría todo", porque el sacerdocio casado formaría parte de este nuevo rito autónomo. Especialmente, precisó sin rodeos, porque "la nota 120 de Querida Amazonia, que habla de eso, ya es interpretada por algunos según el contexto de la nota 336 de Amoris lætitia que abrió la puerta a la comunión para los divorciados que se han vuelto a casar".

Sandro Magister recuerda que la nota 120 de Querida Amazonia solo dice: "En el Sínodo surgió la propuesta de elaborar un rito amazónico". Así como las notas 336 y 351 de Amoris lætitia solo hacen alusiones a la comunión para los divorciados que se han vuelto a casar: "En ciertos casos, podría ser también la ayuda de los sacramentos... La Eucaristía no es un premio para los perfectos sino un generoso remedio y un alimento para los débiles... El discernimiento puede reconocer que en una situación particular no hay culpa grave..."

El vaticanista romano agrega: "Al igual que en Amoris lætitia, estas alusiones sirvieron como palanca para una aplicación muy amplia, y en muchos casos abusiva, de la exhortación apostólica postsinodal, una interpretación autorizada personalmente por el Papa Francisco, por lo que a algunos les gustaría que sucediera lo mismo con esta pequeña nota a pie de página en Querida Amazonia".