África Oriental: los obispos se oponen a la ideología de género

Abril 08, 2021
Origen: fsspx.news
Sede de las Naciones Unidas en Nueva York

Los obispos de Kenia y Etiopía se manifestaron en contra de un informe pericial encargado por las Naciones Unidas, relativo a "la protección de las personas homosexuales y transgénero": detrás de lo que consideran un razonamiento falso, los prelados de África Oriental denuncian un intento de imponer la teoría de género en los países miembros.

"Su informe está claramente dirigido a promover la ideología de género, una teoría que se esfuerza por eliminar todas las diferencias entre hombres y mujeres". Así reaccionaron los obispos de Kenia y Etiopía a la publicación de un informe de la ONU, el 14 de marzo de 2021, que pide a los países miembros implementar rápidamente políticas basadas en la "no discriminación" de las personas homosexuales y "transgénero".

La ONU incluso lanzó una "convocatoria de contribuciones" para enriquecer un informe, cuya versión final debe ser presentada en la 47ª sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos, prevista para llevarse a cabo del 21 de junio al 9 de julio de 2021.

La Conferencia Episcopal de Etiopía (CBCE) y la de Kenia (KCCB) unieron fuerzas en la segunda quincena de marzo para proponer una contribución que condena una teoría de género considerada "regresiva".

Los prelados africanos recuerdan que la adopción de una política basada en "un género que pretende identificarse con 112 'identidades' diferentes, crearía desorden entre los países miembros de las Naciones Unidas".

Además, una política de este tipo sería una fuente de injusticia, porque solo los "transgénero" podrían determinar qué constituye a sus ojos un acto de discriminación: "algo inaudito en materia legislativa", señalan los obispos.

La KCCB presenta un argumento adicional, que se refiere a la condición femenina: "Nos oponemos al intento de los expertos de la ONU de socavar el progreso ganado dolorosamente por las mujeres y las niñas, cuyos derechos serán violados si los hombres que se identifican como mujeres pueden acceder a sus espacios".

En conclusión, los obispos etíopes denuncian la intención oculta del informe de la ONU: "presionar a los países miembros para que integren la teoría de género en sus leyes".

Y advierten a las Naciones Unidas: "es nuestro deber moral, como pastores católicos, exigir que el trabajo de su comisión no vaya en contra del bien común de la humanidad".

Esperemos que esta postura firme y valiente pueda detener esta perniciosa ideología, al menos en este rincón del planeta.