50 años de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X

Noviembre 02, 2020
Origen: fsspx.news

El 1 de noviembre de 1970, hace 50 años, Monseñor François Charrière, obispo de Friburgo, firmó el decreto de erección de la Fraternidad San Pío X.

En este primer día de noviembre de 1970, la Fraternidad estaba conformada únicamente por Monseñor Marcel Lefebvre y unos pocos seminaristas, quienes eran asistidos por tres profesores. En ese momento, solo tenía dos casas: la primera, en la Vignettaz, Friburgo, y la casa de Ecône, que acababan de poner a disposición del fundador de la Fraternidad.

En el transcurso de 50 años, la semilla lanzada a la tierra ha dado fruto y se ha multiplicado. Hoy, la Fraternidad San Pío X cuenta con 673 sacerdotes, 139 hermanos y 80 oblatas.

Actualmente forma a 287 almas: seminaristas, novicios, novicias y postulantes, incluidos hermanos y oblatas.

La Fraternidad lleva a cabo esta formación en 6 seminarios ubicados en Suiza, Alemania, Francia, Estados Unidos, Argentina y Australia. La formación de los hermanos, hermanas y oblatas tiene lugar en cuatro noviciados.

Cuenta con 162 casas de residencia o prioratos para los sacerdotes, dedicadas al apostolado.

Estos prioratos atienden a 810 capillas o iglesias.

Las casas de la Fraternidad están distribuidas en 14 distritos (un distrito tiene al menos tres prioratos con sacerdotes residentes): África, Alemania, América del Sur, Asia, Australia/Nueva Zelanda, Austria, Bélgica/Países Bajos, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, México y Suiza.

A esto hay que añadir los prioratos de 4 casas autónomas (con menos de tres prioratos): Centroamérica y el Caribe, Brasil, España-Portugal, Europa del Este (ubicada en Polonia).

La Fraternidad atiende a la educación de niños y jóvenes a través de 120 escuelas -primarias, secundarias y universitarias- de las que asume la dirección o a las que proporciona su capellanía.

Finalmente, la Fraternidad está presente, de forma regular u ocasional, en 73 países.

En este quincuagésimo aniversario, los miembros de la Fraternidad San Pío X dan gracias a Dios por estos años pasados ​​al servicio de la Iglesia en estas circunstancias tan especiales de la crisis que la ha sacudido desde el Concilio Vaticano II.

También dan gracias por haber recibido de su fundador, Monseñor Marcel Lefebvre, los tesoros más preciados de la Iglesia, que desean transmitir siguiendo su ejemplo: "Tradidi quod et accepi", sostenidos por la caridad de Dios: "Credidimus caritati", y bajo la guía de la Virgen María, Madre del Supremo Sacerdote y de todos los sacerdotes.

Sitio web sobre la Fraternidad

Sitio web sobre Monseñor Lefebvre