Alemania: una religiosa aboga en favor del sacerdocio de las mujeres

Enero 18, 2023
Origen: fsspx.news
Abadía de Santa Hildegarda

Philippa Rath, una religiosa benedictina de la Abadía de Santa Hildegarda, está haciendo campaña a favor de una reforma de la Iglesia. "El objetivo de mi compromiso es la justicia de género", declaró en una entrevista para el periódico alemán Welt am Sonntag. Esto incluye también la admisión de mujeres al sacerdocio, subrayó la religiosa, que tiene un papel destacado en el Camino Sinodal alemán.

"Hace tres años, cuando dije en el servicio de apertura del Camino sinodal que la justicia de género es el tema decisivo para el futuro de la Iglesia, mi opinión no tuvo mucho apoyo", declaró Sor Philippa. "Hoy, el presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, monseñor Georg Bätzing, y muchos otros líderes ven las cosas de la misma manera".

La religiosa afirma que se trata de un éxito que el asunto finalmente se haya puesto sobre la mesa y ya no se pueda esconder debajo de la alfombra.

Dios “se hizo humano y no hombre”

Según la religiosa, está segura de que vivirá "para ver a las primeras mujeres ordenadas", cuyo libro Porque Dios lo quiere: las mujeres hablan de su vocación a ser diáconos y sacerdotes, se publicó en 2021.

"Lo decisivo no es el género, sino el hecho de ser humano. Después de todo, como confesamos en el Credo, Dios se hizo humano y no hombre [masculino]".

Sor Philippa se pronunció entonces a favor de la opción del celibato obligatorio para los sacerdotes. En este contexto, hizo referencia a un texto del Foro de sacerdotes del Camino Sinodal, en el cual se aprecia cómo una vida de celibato es "bendecida, satisfactoria y significativa". Como benedictina, ella podría dar testimonio de esto con su vida.

"Lo que es decisivo, sin embargo, es que los religiosos vivamos el celibato voluntariamente y en comunidad. Muchos sacerdotes, en cambio, lo aceptaban como un mal necesario. Cuando veo tantos sacerdotes solos, me estremezco. Otros llevan una doble vida. Me imagino que es igual de pesado".

La Iglesia siempre existirá "porque la buena nueva de Jesús permanece y es siempre actual", subrayó sor Philippa. "Pero la forma de la Iglesia cambiará. Muchas formas bien establecidas están al borde del colapso. Entonces algo nuevo puede surgir".

Esta religiosa simplemente ha perdido la fe. Primero, opone un punto definido de la fe católica en cuanto al sacerdocio masculino, y segundo, quiere cambiar la "forma de la Iglesia", es decir, quiere hacer algo mejor que Jesucristo, Hijo de Dios, Sabiduría increada.