Argentina: la Misa tradicional en libertad condicional

Febrero 07, 2019
Origen: fsspx.news

Recientemente, el arzobispo de La Plata, Argentina, dio un paso atrás respecto a la decisión del Papa Benedicto XVI sobre la liturgia tradicional. Todo parece indicar que la liberación de la Misa tradicional de 2007 está siendo desafiada una vez más en los rangos más altos de la Iglesia.

La arquidiócesis de La Plata está conformada por 876,000 fieles bautizados. El ordinario local, el arzobispo Víctor Manuel Fernández, un defensor de la teología del pueblo, se considera lo suficientemente cercano al actual pontífice romano como para haber servido de inspiración para la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia.

Con dos decretos sucesivos, fechados el 17 y 24 de diciembre de 2018, el prelado argentino revocó algunas de las principales disposiciones del Motu Proprio Summorum Pontificum en el que el Papa Benedicto XVI liberó el uso del rito tradicional en 2007.

Desde la emisión de estos decretos, la Misa de siempre, que era celebrada regularmente por una docena de sacerdotes en la diócesis, ha quedado muy restringida: los domingos al mediodía en la Iglesia del Sagrado Corazón y los miércoles a las 7:10 en la iglesia de San Luis Gonzaga, para cualquier celebración adicional será necesario un permiso episcopal poco probable.

¿Pueden considerarse como una excepción estas disposiciones diocesanas provenientes de un amigo cercano del papa actual, que ignoran competamente el derecho recordado por el Papa Benedicto XVI, o están relacionadas, como lo sugirió Anne Le Pape en el periódico Présent el 9 de enero de 2019, con los debates que tanto inquietaron a la asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal de Italia en noviembre de 2018 sobre el estatus legal del Motu Proprio Summorum Pontificum?

A excepción de los sacerdotes de la Fraternidad San Pío X, que continúan ejerciendo pacíficamente su ministerio, la liturgia tradicional en la diócesis de La Plata parece estar en libertad condicional.