Bélgica: eliminan a dos miembros de un jurado por su fe católica

Enero 23, 2020
Origen: fsspx.news

Un abogado belga admitió haber investigado en las redes sociales los perfiles de los posibles jurados en un juicio por eutanasia, a fin de eliminar a los "católicos practicantes". El abogado es el defensor de un médico acusado de haber terminado con la vida de una paciente que sufría de autismo.

El juicio celebrado en Gante (Bélgica) en enero de 2020 resume perfectamente el drama de la eutanasia legal en este país. Tine Nys padecía una forma de autismo; en 2010, después de un "colapso emocional", la joven decidió que quería morir, y varios médicos, en contra de la opinión de sus familiares que han emprendido acciones legales, consideraron que cumplía con las condiciones necesarias para llevar a cabo en su persona un procedimiento de suicidio asistido.

En este primer juicio en Bélgica concerniente a un caso de eutanasia, también está en juego la competencia de los médicos. Durante el procedimiento del asesinato, uno de los médicos pidió ayuda al padre de la víctima para que sostuviera la aguja en el brazo de su hija porque se había "olvidado de llevar las vendas". También se les pidió a los padres asegurarse de la muerte de su hija con ayuda de un estetoscopio.

Dado que el caso parecía poco favorable para sus clientes, el abogado defensor, Walter Van Steenbrugge, optó por desplegar la artillería pesada para eliminar a los miembros del jurado que muy probablemente se mostrarían desfavorables hacia sus clientes. El abogado explicó que para este fin implementó un método de filtrado: "dada la poca información que la defensa recibe sobre los jurados potenciales, es necesario usar las redes sociales para evaluar los perfiles de los candidatos". Un proceso sorprendente por parte de un abogado, pero eso no es todo.

"Acepto que mi intención era eliminar a las personas con un perfil católico muy marcado, por ejemplo, aquellos con una gran devoción mariana", reveló el abogado, quien se defendió alegando: "No quiero un jurado que considere la eutanasia como un asesinato".

Esta práctica -tan poco ética-, parece ser muy común en Bélgica. Otro abogado, ajeno al juicio de Gante, declaró al periódico Het Nieuwsblad que suele trabajar con profesionales de las redes sociales. "Estos últimos recopilan tanta información como sea posible basándose en la lista de posibles miembros del jurado que recibimos para un caso; a partir de esto, los jurados reciben un código de color específico, si son adecuados para la defensa".

En Bélgica, donde la eutanasia es legal, alrededor de seis personas mueren diariamente a causa de esta práctica atroz.