Bélgica: subsisten cinco cervezas trapenses auténticas

Marzo 04, 2021
Origen: fsspx.news
Abadía trapense de Engelszell en Austria

El diario flamenco De Standaard anunció la salida de los dos últimos monjes de la Abadía de San Benito de Achel (provincia de Limburgo): una consecuencia inevitable del declive de las vocaciones. Los dos monjes se unieron a la Abadía de Nuestra Señora del Sagrado Corazón en Westmalle el verano pasado por razones de salud.

Por tanto, la cerveza Achel perdió la etiqueta de "Producto trapense auténtico", creada en 1998 y conferida por la Asociación Internacional de Trapenses, que autentifica el origen de la cerveza. Porque, aunque la producción se mantiene en la abadía y los beneficios siguen siendo destinados a las organizaciones benéficas de la comunidad monástica, ya no se cumple una de las tres condiciones que garantizan la etiqueta: la producción debe ser supervisada por los monjes.

Los trapenses siguen la regla de San Benito de Nursia (nacido alrededor del 480 d.C.) La orden cisterciense es una rama reformada de los benedictinos cuyo origen se remonta a la fundación de la abadía del Císter por Robert de Molesme en 1098.

Después del Concilio de Trento, se manifestó una profunda renovación espiritual a través de la Iglesia. En la orden cisterciense, esta renovación se reflejó en el siglo XVII a través del movimiento Etroite Observance. El Padre Armand-Jean Le Bouthillier de Rancé aplicó la reforma a la abadía de La Trappe, en el bosque de Mortagne (Orne), lo que dio su nombre a los trapenses.

Durante la Revolución Francesa, el estado confiscó el monasterio de La Trappe y cerró las casas religiosas. Los monjes se refugiaron en Suiza y Rusia, pero también en Bélgica donde se establecieron en Westmalle, en la provincia de Amberes (Flandes).

Desde 1836, una reforma permitió a los trapenses consumir la bebida regional; por tanto, los monjes franceses empezaron a producir vino. Pero en Bélgica, como la bebida local era la cerveza, los monjes empezaron a elaborar cerveza. Y así nacieron las primeras cervezas trapenses.

Actualmente, en Bélgica, cinco cervecerías producen cervezas con la etiqueta antes mencionada: Chimay (abadía de Nuestra Señora de Scourmont), Orval (abadía de Nuestra Señora de Orval), Rochefort (abadía de Nuestra Señora de Saint-Rémy), Westmalle (abadía Nuestra Señora de la Trappe del Sagrado Corazón) y Westvleteren (abadía de Nuestra Señora de Saint-Sixte).

En el mundo, otras seis cervezas también se benefician de esta etiqueta: La Trappe (abadía de Nuestra Señora de Koningshoeven) y Zundert (abadía de Nuestra Señora del Refugio) en los Países Bajos; Spencer (abadía de San José, Estados Unidos), Engelszell (Stiff Engelszell, Austria), Tre Fontane (Monasterio de San Vicente y San Anastasio en las Tres Fuentes, Italia) y Tynt Meadow elaborada desde 2018 en la abadía del Monte San Bernardo en Inglaterra.