Brasil: muere el cardenal Hummes, gran partidario del papa Francisco

Septiembre 08, 2022
Origen: fsspx.news
El cardenal Claudio Hummes

El cardenal Claudio Hummes, arzobispo emérito de São Paulo, Brasil, falleció a la edad de 87 años el 4 de julio de 2022. En marzo de 2013, participó en el cónclave que resultó en la elección de su amigo argentino, el cardenal Jorge Mario Bergoglio.

Aunque no estaba de acuerdo con el protocolo, el Papa le pidió que lo acompañara a la logia de la basílica de San Pedro para su primera bendición a la multitud. El nuevo Papa confesó unos días después que el cardenal Hummes le había inspirado el nombre de Francisco susurrándole al oído, en la Capilla Sixtina: "No te olvides de los pobres".

Delegado para la Amazonía en la Conferencia Episcopal de Brasil, al prelado se le encomendó, a los 85 años, el cargo de relator general del Sínodo sobre la Amazonía (octubre de 2019), inspirado por él mismo.

Manifestando su apoyo incondicional a las reformas emprendidas por Francisco, el cardenal Hummes dijo sobre el Papa en una entrevista de 2019 con La Civiltà Cattolica: "Desde el comienzo de su pontificado, ha exhortado y animado a la Iglesia a levantarse y no permanecer estática y demasiado confiada en su teología, en su visión de las cosas, en una actitud defensiva.

"El pasado no se petrifica, debe ser siempre parte de la historia, de una tradición que va hacia el futuro". La agencia suiza cath.ch considera, con razón, a Claudio Hummes como una "figura clave en el pontificado de Francisco" y un "compañero del Papa".

El hacedor de Papas

El 5 de julio, en el sitio katholisches.info, el vaticanista Giuseppe Nardi proporciona los siguientes detalles: "Fue Hummes quien apoyó al arzobispo de Buenos Aires desde el pre-cónclave y quien, según sus palabras, animó a Jorge Mario Bergoglio durante el cónclave. La principal preocupación del grupo secreto de San Galo y del equipo que trabajaba en la elección de Bergoglio era que su candidato argentino pudiera, como en 2005, retirar su candidatura.

"El cardenal Kasper había obtenido garantías de Bergoglio de que esto no volvería a suceder. Pero fue Hummes quien tuvo la tarea de no dejar a Bergoglio en la Capilla Sixtina. Cuando este último se presentó al mundo como el nuevo Papa, el "hacedor de Papas" Hummes estuvo a su lado en la logia de la basílica de San Pedro".

Giuseppe Nardi continúa: "En el clima cambiante del nuevo pontificado, en julio de 2014, Hummes concedió al periódico brasileño Zero Hora una visión más profunda del universo mental de un 'hacedor de Papas', donde el 'matrimonio homosexual', la abolición del celibato y el sacerdocio de la mujer no son problemas, sino que juegan un papel esencial".

Y agrega: "Esto explica por qué el obispo misionero revolucionario austríaco Erwin Kräutler encontró en Hummes al compañero de viaje decisivo para el proyecto del 'Taller Amazónico', cuyo principal objetivo era la eliminación del 'celibato forzado'. Fue Hummes quien abrió la puerta de Santa Marta y del Sínodo sobre la Amazonía.

"Hummes y Kräutler controlaban entonces la red REPAM [Red Eclesial PanAmazonica], creada especialmente para el Sínodo: Kräutler como presidente de Brasil, Hummes como presidente general.

"Fue Hummes quien, en el verano de 2018, antes del Sínodo, alternativamente anunció, en un tono enigmático, que el Sínodo "podría ser histórico" y declaró abiertamente que el Sínodo "decidiría sobre la cuestión de los sacerdotes casados", y que este Sínodo "no fue convocado para repetir lo que ya ha dicho la Iglesia, sino para seguir adelante". En efecto, el gran objetivo del prelado brasileño era la abolición del "celibato forzado", como se había referido despectivamente al celibato sacerdotal, en 2010".

Bien documentado, Giuseppe Nardi recuerda que "Hummes celebró al margen del Sínodo sobre la Amazonía una reedición del Pacto de las Catacumbas de 1965. Y la víspera de la apertura del Sínodo, el 4 de octubre de 2019, tuvo lugar lo que se conoce con el nombre de 'baile de las brujas en el Vaticano' por la escandalosa introducción de la Pachamama".

El defensor del socialismo brasileño y partidario de la Iglesia amazónica

La influencia del cardenal Hummes sobre el Papa también se manifestó políticamente, como señala Giuseppe Nardi: "El notable compromiso de Francisco con Lula da Silva es también obra de Hummes".

"El Papa apoyó la campaña 'Libertad para Lula', cuando el expresidente de la república estaba en prisión, acusado de corrupción; le envió mensajes de solidaridad en su celda y reaccionó con indignación ante un supuesto 'golpe de Estado con guante blanco' cuando se perfilaba la derrota electoral de los socialistas de Lula en 2018".

Y concluye: "El cardenal Hummes trabajó hasta el final en el proyecto de una 'Iglesia con raíces amazónicas'. La exhortación postsinodal Querida Amazonía ciertamente no aportó la abolición del celibato que esperaba también en Occidente, pero sí introdujo un instrumento bergogliano que, usado en 'buenas' condiciones y con la cobertura mediática necesaria, ofrece mucho margen de maniobra para el futuro.

"Por ejemplo, Hummes apoyó celosamente, hasta hace poco tiempo, la creación de la Conferencia Eclesial de la Amazonia como una estructura eclesiástica paralela. El 10 de julio de 2020, katholisches.info escribió sobre esta 'revolución por la puerta de atrás': 'La creación de instituciones completamente nuevas allana el camino para la eliminación de las consideraciones más 'inconvenientes' y la búsqueda más consistente y directa de objetivos. […]

"Con esta nueva institución, se retoma sin transición la agenda revolucionaria que algunos veían, o al menos querían ver, ya descartada. La nueva institución tendría la tarea de presentar al Vaticano "un documento importante" sobre la cuestión de la ordenación de hombres casados ​​en "regiones sin sacerdotes".

"Es claro que los objetivos no han cambiado y siguen siendo los siguientes: creación de un nuevo rito amazónico, abolición del celibato, admisión de hombres casados ​​al sacerdocio, admisión de mujeres al sacramento del orden, en calidad de diaconisas -por ahora- y otros legados progresistas. Sin embargo, fue el cardenal Hummes quien se convirtió en presidente de la nueva estructura paralela".

Tal es el importante apoyo que acaba de perder el Papa. Pero esta pérdida ya está ampliamente compensada por los nombramientos realizados por Francisco, siguiendo la línea trazada por el cardenal Hummes y los prelados progresistas del Grupo de San Galo que tanto trabajaron por su elección.