Bruselas: una expo sobre la gestación subrogada genera polémica

Noviembre 17, 2021
Origen: fsspx.news

Del 5 al 7 de noviembre de 2021 se celebró en Bruselas una expo titulada Men Having Babies, con el objetivo de promover la gestación subrogada comercial y ofrecer contratos con madres de alquiler.

"La conferencia parental más completa para hombres gays europeos que desean tener hijos regresa a Bruselas en un formato inmersivo y responsable", indica el sitio web de la asociación Men Having Babies: este podría ser el título de una película de terror, pero, desgraciadamente, es una espantosa realidad.

En su programa, la exposición ofrece, en particular, una "guía de introducción" para establecer una "selección de proveedores de servicios": en resumen, el objetivo es proponer a los adultos, especialmente a las parejas masculinas, pero también a los solteros, la firma de un contrato con una madre sustituta, cuya elección se realiza a partir de un catálogo, para obtener la entrega de un niño.

Con más de doce mil "padres" homosexuales actuales y futuros en todo el mundo, la organización sin fines de lucro Men Having Babies se dedica a ayudar a estos hombres.

El precio de dicha transacción oscila entre 90,000 y 160,000 euros, teniendo en cuenta los numerosos intermediarios comerciales implicados (agencias, clínicas, abogados, etc.). Varias agencias especializadas en la gestación subrogada también prevén la posibilidad de elegir el sexo del bebé, porque no debemos olvidar que primero se pasa por una donación de óvulos, luego por una fecundación in vitro y una transferencia de embriones. 

Esto permite seleccionar el embrión y elegir el sexo del bebé, lo que normalmente está prohibido por casi todas las legislaciones nacionales, excepto en el caso de los bebés concebidos mediante una selección de embriones. Una transgresión que no parece molestar a los organizadores, siendo el sexo del bebé objeto del contrato comercial.

¿Y la aplicación del famoso derecho europeo?

No podemos sino preguntarnos por la organización de semejante exhibición sobre la gestación subrogada en el corazón de la capital europea, mientras que en una resolución aprobada el 21 de enero de 2021, el Parlamento Europeo recordó que "la explotación sexual con fines de gestación subrogada y reproducción (...) es inaceptable y constituye una violación de la dignidad humana y los derechos humanos".

¿Existe una doble moral en la aplicación de las leyes europeas cuando se trata de defender la cultura de la vida?

Aunque Polonia ha recibido una serie de amenazas del Parlamento Europeo, por restringir el "derecho" al aborto y afirmar que el derecho polaco prevalece sobre el europeo, este último está siendo violado bajo las ventanas del mismo Parlamento que permanece en silencio como un perro mudo. Cabe suponer que este famoso derecho se ha devaluado fuertemente en el transcurso de unos días.

Esto sin mencionar el derecho natural que una vez más es pisoteado por tales prácticas, con el objetivo de reforzar, voluntariamente o por la fuerza, en la moral, el hábito de transgredir las prohibiciones más fundamentales de cualquier sociedad humana.

Con el pretexto de "abrir la paternidad a todas las parejas", Men Having Babies ignora las implicaciones deletéreas de la gestación subrogada en términos de respeto por la integridad y dignidad de la mujer, como madre subrogada cuyo cuerpo es alquilado, y del niño, cuya persona misma es objeto de una transacción.

Todas estas son omisiones que la Coalición Internacional para la Abolición de la Maternidad Subrogada (CIAMS) pretende denunciar.

El 6 de noviembre, esta asociación provida se manifestó frente a The Hotel en Bruselas, para protestar contra la organización de dicha exposición, indicando que "el deseo de un hijo no justifica la instrumentalización de la mujer, ni la venta y compra de niños", y añadiendo que “cualquiera que sea la forma, (...) la subrogación es una práctica indigna de las sociedades que defienden los derechos humanos” y que “no existe la subrogación 'ética'".

Pero tampoco debemos engañarnos acerca de la evolución de tales prácticas: las fuerzas antinaturales son tan poderosas, y están tan decididas a progresar, que las transgresiones no están cerca de terminar. Realmente hay algo demoníaco en estas prácticas, en el sentido de que el demonio inspira estas abominaciones por odio a Dios y su creación.

En la medida de lo posible, opongámonos a estas prácticas y recurramos a Aquel que todo lo puede, para hacerlas desaparecer.