Cambio de opinión en el episcopado estadounidense sobre el presidente Biden

Septiembre 24, 2021
Origen: fsspx.news
El cardenal Wilton Gregory, arzobispo de Washington

Las recientes declaraciones de Joe Biden sobre el comienzo de la vida humana y, en consecuencia, sobre el aborto, han provocado gran conmoción en el episcopado estadounidense. Y especialmente en el cardenal Wilton Gregory, arzobispo de Washington.

El pasado viernes 3 de septiembre, el presidente Joe Biden dijo que no estaba "de acuerdo" con el hecho de que la vida comienza desde la concepción.

"He sido y sigo siendo un ferviente partidario de Roe v. Wade [fallo histórico de la Corte Suprema de Estados Unidos en 1973 sobre el acceso al aborto]", declaró en la Casa Blanca, respondiendo a la pregunta de un periodista sobre el aborto.

"Respeto a aquellos que creen que la vida comienza al momento de la concepción. Respeto eso. No estoy de acuerdo, pero los respeto", agregó.

Los comentarios del presidente Biden difieren de sus declaraciones anteriores sobre el comienzo de la vida. En una entrevista en 2008, como candidato a la vicepresidencia, y luego en un debate en 2012, Biden dijo que creía que la vida comienza con la concepción.

La reacción del arzobispo de Washington

En primer lugar, conviene recordar las posiciones recientemente adoptadas por el alto prelado.

En los últimos meses, el cardenal Gregory ha estado en el centro de las discusiones debido a la admisión a la comunión de los políticos católicos favorables al aborto. El año pasado le dijo a un periodista que no negaría la comunión en tales casos.

En enero, el presidente de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, Monseñor José Horacio Gómez, emitió una extensa declaración el día de la toma de posesión de Biden, advirtiendo en parte que algunas de sus políticas propuestas "promoverían los males morales". El cardenal Gregory consideró que esta declaración había sido "inapropiada".

Durante la reunión de primavera de los obispos estadounidenses en junio pasado, el arzobispo Gregory advirtió contra la redacción de un documento de enseñanza sobre la Eucaristía que incluiría un pasaje sobre la recepción de la comunión, especialmente en lo que respecta a las figuras públicas católicas.

El arzobispo de Washington aclaró este miércoles la enseñanza de la Iglesia sobre el momento en que comienza la vida: "La Iglesia católica enseña, y ha enseñado, que la vida humana comienza en la concepción”, dijo en un almuerzo del National Press Club en Washington.

"Por tanto, el presidente no está respetando la enseñanza católica", concluyó.

Cuando se le preguntó si la Iglesia ha "suavizado" recientemente su enseñanza sobre el aborto, el cardenal Gregory respondió que la enseñanza de la Iglesia no ha cambiado.

"Nuestra Iglesia no ha cambiado su posición sobre la inmoralidad del aborto, y no veo cómo podríamos hacerlo, porque creemos que toda vida humana es sagrada. Toda vida humana es sagrada", declaró.

Otros obispos también han respondido a la declaración de Joe Biden. Esto podría marcar un punto de inflexión en la valoración general de los obispos hacia su presidente sobre la cuestión de la admisión a la comunión.