Chile: un paso hacia el abismo

Mayo 01, 2021
Origen: fsspx.news
Cámara de Diputados de Chile

Los parlamentarios chilenos aprobaron en primera lectura un proyecto de ley que legaliza la eutanasia y el suicidio asistido en el país. El texto ahora debe ser examinado por la cámara alta. Si los senadores aprueban el proyecto de ley, el Ministerio de Salud deberá emitir el decreto de implementación en un plazo de tres meses.

Sobre Santiago, el cielo gris y pesado parece haberse revestido de los colores del luto en esta tarde del 20 de abril de 2021. La Cámara Baja del Parlamento aprobó por 79 votos a favor, 59 en contra y una abstención, un proyecto de ley que prevé un marco legal para la eutanasia.

El texto, compuesto por 40 artículos, fue presentado a los parlamentarios para su consideración el 14 de abril. Ambiguo en su título: "Muerte con dignidad y cuidados paliativos", el proyecto de ley fue aprobado cuatro días después por una cámara que se encuentra en la centro-derecha del espectro político.

Para lograr la aprobación de los diputados, los pacientes con trastornos mentales fueron excluidos del proyecto durante los debates. Por tanto, la futura ley se aplicará a las personas mayores de 18 años que padecen "una enfermedad incurable, irreversible y progresiva, sin posibilidad de respuesta a tratamientos curativos y con una vida útil limitada".

El paciente debe estar "consciente y cuerdo" o "haber dejado directivas anticipadas que indiquen explícitamente su intención previa".

Serán necesarios dos médicos especialistas para certificar el carácter grave e incurable de la patología. Además, un psiquiatra debe certificar que el paciente goza de todas sus facultades.

El asesinato se llevará a cabo en un centro médico, mediante la inyección de una sustancia letal: una acción que puede realizar un médico, o el propio paciente...

Rosario Corvalán, abogada de la asociación Comunidad y Justicia, siguió de cerca los debates, y lamenta que no se conservara el paso obligatorio por los cuidados paliativos durante el examen del texto: "no quisieron tomar en consideración la experiencia de instituciones como la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Chile, que demuestra que los cuidados paliativos reducen las solicitudes de eutanasia en al menos un 50% ".

El texto aprobado por los diputados también rechazó cualquier intervención del comité de ética dentro del establecimiento de salud, en el proceso de toma de decisiones que conducen a la eutanasia: "es grave, porque estos comités se preocupan principalmente por cuestiones tan delicadas como la eutanasia", subrayó Rosario Corvalán.

Finalmente, la ley aprobada estipula que los médicos e instituciones que invoquen la objeción de conciencia para no aplicar la eutanasia tendrán la obligación de derivar al paciente a otro centro, lo que, según Rosario Corvalan, es una violación de la "libertad de conciencia, protegida por el artículo 19 de la Constitución".

Sobre todo, el proyecto viola los derechos inviolables del Creador. Si bien es conveniente aportar argumentos basados en la ley natural, también es necesario recordar la ley divina, única garante de esta ley natural. Olvidar esto es perder la fuerza misma de los argumentos de la ley natural cuya fuerza es apoyada y sostenida por la ley divina.

La pelota está ahora en la cancha de un Senado considerado conservador, pero marcado por las ideas de la derecha liberal gobernante en el país: si se aprueba la ley, el gobierno tendrá que emitir el decreto de aplicación en un plazo de tres meses. De lo contrario, se abandonará el proyecto.