Continúan los ataques terroristas contra los cristianos en Burkina Faso

Noviembre 17, 2021
Origen: fsspx.news

La seguridad en el norte de Burkina Faso se ha deteriorado drásticamente en los últimos meses. Los grupos armados someten a toda la población a su reino de terror, cobrando impuestos, saqueando y robando a la gente en muchas partes del país.

Los últimos testimonios de personas desplazadas, obtenidos por Ayuda a la Iglesia Necesitada (AED) en la diócesis de Dori, indican que algunas de ellas han sido blanco de ataques terroristas debido a su fe cristiana.

El modus operandi de los terroristas cuando llegan a las aldeas es exigir "impuestos" por cabeza de ganado. Acuden con los pastores que cuidan los rebaños y hablan con los dueños. Si estos no pueden pagar los impuestos, los extremistas se apoderan de los animales.

La AED ha recibido informes fiables de fuentes locales, según los cuales, en las últimas semanas, ha habido casos en que los terroristas preguntan primero si el propietario es cristiano o musulmán.

Según algunos testigos de los últimos atentados en la región del Sahel, en el norte de Burkina Faso, “si los dueños son cristianos, los atacantes no consideran necesario contar a sus animales, porque no solo se limitan a llevárselos, sino que también asesinan a sus dueños".

Según informes recibidos por la AED, durante la última semana de octubre, un total de 147 personas, entre ellas ocho mujeres embarazadas y 19 niños menores de cinco años, tuvieron que huir de dos aldeas en la frontera con Níger, que la fundación no cita por razones obvias de seguridad.

Las personas desplazadas buscan refugio en Dori, la capital de la región del Sahel. Muchos de ellos afirman haber sido reconocidos como cristianos, y los terroristas los buscaban específicamente para matarlos por ese motivo.

Monseñor Laurent Birfuoré Dabiré, obispo de Dori, dijo a la AED que hay "ataques, secuestros y asesinatos en todo el país". Los terroristas secuestran a quienes quieren, ejecutan a algunos, liberan a otros".

Según el obispo, los terroristas controlan varias líneas de comunicación y atacan con frecuencia a las fuerzas de defensa y seguridad. "El domingo 31 de octubre, entre Dori y Uagadugú, los terroristas hicieron retroceder a los autobuses regulares que tomaban la carretera a Uagadugú; desde ese día la carretera está bloqueada", explicó a AED.

"Si esta situación no mejora, corre el riesgo de aislar a Dori del resto del país. Existe un peligro real al utilizar vehículos privados e incluso transporte público. En cualquier momento, uno puede ser detenido en el camino por un control inesperado de terroristas. Esperamos que quienes aún no han podido salir de las localidades en peligro puedan hacerlo con total seguridad en los próximos días", declaró monseñor Laurent Dabiré.

En la diócesis de Dori, la gran mayoría de la población es musulmana (95.2%). El 3.2% son de religión tradicional y el 1.6% son cristianos (1.22% católicos). Durante los últimos cinco años, la AED ha apoyado 28 proyectos en la diócesis de Dori por más de medio millón de euros para garantizar la pastoral de la Iglesia y lanzar programas de ayuda de emergencia para sacerdotes, religiosos y familias de catequistas desplazados.