Corea del Sur: un paso más hacia el aborto hasta las 24 semanas

Octubre 21, 2020
Origen: fsspx.news
Edificio de la Asamblea Nacional en Seúl

En octubre de 2020, el gobierno de Corea del Sur propuso un proyecto de ley que prevé ampliar el plazo para el aborto hasta las veinticuatro semanas, en determinadas circunstancias. Los obispos católicos de la península han tratado de hacer oír su voz, pero parece ser que el proyecto es aceptado por gran parte de la población.

El 7 de octubre de 2020, al mismo tiempo que en Francia, el gobierno de Corea del Sur aprobó un proyecto de ley que prevé ampliar el plazo para realizarse un aborto hasta la decimocuarta semana de embarazo.

Sin embargo, el proyecto surcoreano va mucho más lejos: en caso de un embarazo por violencia delictiva, que ponga en peligro la salud de la madre, o de malformaciones en el niño por nacer, será posible poner fin a la vida del bebé hasta las veinticuatro semanas de gestación... En otras palabras, hasta el sexto mes, a pesar de que el niño sea viable.

La aprobación del proyecto de ley provocó la reacción de la Conferencia Episcopal de Corea del Sur (CBCK). El episcopado coreano ya había recordado, mediante una carta fechada el 20 de agosto de 2020, dirigida al presidente Moon Jae-in, que era responsabilidad del Jefe de Estado proteger la vida humana "desde la concepción".

El 2 de septiembre pasado, en un mensaje publicado en la web oficial de la CBCK, los prelados surcoreanos reiteraron su condena a la ley, insistiendo en la urgencia de transformar "la cultura social actual" que busca lograr que "las mujeres sean las únicas responsables de sus embarazos y partos".

De acuerdo con la constitución vigente en la península, los surcoreanos aún tienen 40 días para presentar su opinión sobre el proyecto gubernamental antes de que la ley sea presentada a la Asamblea Nacional.

¿Se escuchará la voz de los obispos en un país donde el catolicismo representa menos del once por ciento de la población? Es muy poco probable: en las encuestas de opinión publicadas a principios de octubre de 2020, casi tres cuartas partes de los encuestados expresaron su apoyo al proyecto de infanticidio propuesto por el gobierno.

Estos crímenes corren el riesgo de ser castigados rápidamente. Con una tasa de fecundidad de apenas 1 hijo por mujer, Corea del Sur pronto se convertirá en un país de ancianos. Y su vecino del norte, cuya tasa de fecundidad duplica a la de Corea del Sur, ya no tendrá que hacer ningún esfuerzo para imponerse.