Cuando la lucha por la vida suma puntos

Enero 26, 2022
Origen: fsspx.news

En los medios de comunicación, la lucha por el derecho a la vida a menudo parece desesperada. Sin embargo, esa no es la historia completa, como lo reveló el balance del año pasado recién publicado por dos de las organizaciones mundiales pro-aborto más grandes.

MSI Reproductive Choices es una ONG bien establecida con 9,000 empleados en 37 países de todo el mundo, para "brindar con compasión atención de salud reproductiva de alta calidad para todos", incluidos abortos y anticoncepción.

En su informe de actividades del 2021, MSI alertó al público sobre el riesgo de lo que constituiría el "retroceso más importante del derecho al aborto en la historia de Estados Unidos". En la mira, la revisión que debe hacer, para 2022, la Corte Suprema, de la sentencia Roe vs Wade que declaró constitucional el aborto, en 1973.

De igual forma, al mayor proveedor mundial de abortos, International Planned Parenthood Federation (IPPF) le preocupa, para 2022, un posible "cuestionamiento del acceso al aborto", en Estados Unidos.

Las dos ONG especializadas en la cultura de la muerte describen el año pasado como un "mosaico conformado por ganancias y pérdidas para el aborto".

MSI se declaró satisfecha con las "innovaciones continuas en la prestación de servicios relacionados con el aborto", particularmente con respecto a los abortos en el hogar: en algunos países, las píldoras abortivas incluso se envían por correo.

El uso de la telemedicina para ampliar el acceso al aborto era una prioridad para los defensores del aborto antes de la pandemia de Covid-19. El virus ha proporcionado un impulso en este sentido, pero ahora la ONG está haciendo campaña para que este desarrollo sea permanente, independientemente del SARS-CoV-2.

En el ámbito del reconocimiento de un derecho internacional al aborto, IPPF y MSI admiten que el "progreso" deseado en esta área se ha visto obstaculizado por la acción de los activistas pro-vida, y el statu quo que todavía sigue siendo la regla: pero, ¿por cuánto tiempo?

Las dos ONG dieron puntos buenos y malos y, por supuesto, celebraron la liberalización de las leyes y políticas sobre el aborto en varios países, incluidos Argentina, Benin, México, Nepal, San Marino y Corea del Sur.

Pero también dicen estar "preocupados" por el progreso de la lucha por la vida en El Salvador, Hungría, Polonia y Eslovaquia: cuatro países que también están en la mira de la ONU y de la Comunidad Europea (CE) en el caso de los tres países centroeuropeos.

El posible cuestionamiento de la decisión Roe vs. Wade es un gran temor de MSI e IPPF, que temen una onda expansiva capaz de "repercutir en todo el mundo, incentivando aún más a las activistas antigénero y antiaborto".