Después de nueve años, absuelven a Asia Bibi

Noviembre 01, 2018
Origen: fsspx.news

El 31 de octubre de 2018, la Corte Suprema de Pakistán absolvió a Asia Bibi, condenada a muerte por blasfemia: esta madre de familia católica debe ser puesta en libertad inmediatamente, terminando así un calvario de nueve años.

Asia Bibi, una obrera agrícola cristiana, originaria de Punjabi, se encontraba trabajando el 14 de junio de 2009 en la aldea de Ittan Wali, cuando cometió el "error" de beber agua en un pozo reservado para los musulmanes.

Como se atrevió a responder a las mujeres que la acusaban de haber ensuciado el agua, esta madre de cinco hijos fue acusada de "blasfemia", un acto que puede ser condenado con la pena de muerte en Pakistán.

Tan pronto como fue encarcelada, Asia Bibi fue juzgada en noviembre de 2010 y condenada a la pena capital en la horca.

Los papas Benedicto XVI y Francisco desplegaron, durante varios años, toda la actividad diplomática de la Santa Sede para salvar a Asia Bibi del pasillo de la muerte.

El veredicto de la apelación que la absolvió definitivamente de todos los cargos en su contra, podría provocar represalias por parte de los sectores islámicos, que durante mucho tiempo habían pedido la ejecución de Asia Bibi: "los musulmanes pakistaníes tomarán las medidas adecuadas contra los jueces (...) y los conducirán a un final horrible," declararon los responsables de Tehreek-e-Labaik Yah Rasool Allah Pakistan (TLY), un grupo religioso extremista convertido en partido político, cuyo móvil principal es el castigo por blasfemia.

Recordemos que la blasfemia es un lenguaje ofensivo usado con respecto a Dios. Los musulmanes son infieles al verdadero Dios, por lo tanto, no es ninguna blasfemia el hecho de que un cristiano les recuerde que Mahoma no es el profeta.