Disminución del aborto en Francia: lo que no dicen las cifras

Octubre 03, 2021
Origen: fsspx.news

Recientemente se registró una disminución del 4% en las cifras del aborto en Francia. Sin embargo, conviene matizar estas cifras dado el aumento de abortos con fármacos. Los grupos de presión progresistas han aprovechado esta oportunidad para exigir una mayor extensión del límite de tiempo para acceder al aborto.

Como una religión, la ideología globalista tiene su propia liturgia y celebraciones: el 28 de septiembre de 2021 fue el "Día Mundial del Derecho al Aborto". La Dirección de Investigación, Estudios, Evaluación y Estadística (DREES) eligió este día para publicar las estadísticas anuales del aborto en Francia.

222,000 abortos realizados en el año 2020: una disminución del 4% con respecto al año anterior, luego de que se registrara un aumento durante varios años consecutivos en el número de abortos en el país.

El informe de la DREES -organización dependiente de los Ministerios de Salud, Trabajo y Economía- también reveló que las llamadas solicitudes de aborto "tardío", que se producen en las últimas dos semanas del plazo legal, actualmente en fijado en las doce semanas de embarazo, no aumentaron durante el mismo período, marcado por el confinamiento en Francia.

"El aumento de los abortos tardíos fue propuesto para desregular el aborto", es decir, para extender el plazo permitido, recordó Caroline Roux, subdirectora general del movimiento provida Alliance Vita. Pero "los abortos no se realizaron después del límite permitido".

Sin embargo, el aumento previsto de los abortos tardíos es la banderola roja que desde hace varios meses ha movilizado a las organizaciones de planificación familiar y a los funcionarios electos, que piden una extensión del plazo legal hasta las catorce semanas.

No obstante, las cifras han demostrado que están equivocados, revelando una vez más la ideología que impulsa la acción de los lobbies abortistas, y que nada parece frenar: "hoy, los plazos son demasiado cortos, y cada año de tres a cinco mil mujeres tienen que viajar al extranjero para poder realizarse un aborto", proclamó Albane Gaillot, exdiputada del partido político LREM que lleva varios meses apoyando el proyecto de ley para extender este período.

"En otros países, como España, el plazo legal es hasta las 14 semanas. En Suecia son 18 semanas", señaló.

Pero el informe de la DREES muestra que la relativa disminución en el número de abortos en mayo, junio y principios de julio de 2020 no está relacionada con "dificultades de acceso", sino con las "medidas tomadas para limitar la propagación del Covid". En otras palabras, el "distanciamiento social" ha jugado un papel decisivo en la intimidad de los franceses y ha conducido a un declive en las concepciones.

En cualquier caso, los promotores del aborto no bajan las armas: el proyecto de Albane Gaillot, aunque ha recibido la aprobación del Comité Consultivo de Ética, divide actualmente a la mayoría presidencial. Emmanuel Macron, por motivos electorales, se opone, mientras que Christophe Castaner, jefe de los diputados del partido LREM, está a favor.

Sin embargo, no debemos engañarnos: en la mayoría de los países, los plazos legales para el aborto se extienden constantemente bajo la presión de fuerzas que son muy difíciles de detener. No obstante, es muy gratificante que una de las oposiciones más fuertes sea la profesión médica, que sigue siendo reacia, tanto por razones clínicas como de conciencia, al aborto, especialmente al aborto tardío.