Doctrina cristiana: el sacramento de la eucaristía (1)

Abril 04, 2019
Origen: fsspx.news

Eucaristía significa "gracia excelente" o "acción de gracias". Esta palabra designa el don divino del Redentor y el misterio de la fe en el que, bajo las especies del pan y del vino, está contenido Jesucristo mismo, ofrecido y tomado como alimento. La Eucaristía es al mismo tiempo sacrificio y sacramento de la Nueva Ley.

Institución de la Santa Eucaristía

Nuestro Señor Jesucristo instituyó la Santa Eucaristía durante la Última Cena, antes de su Pasión, cuando, tomando el pan, dio gracias y lo dio a sus discípulos diciendo: "Tomad y comed todos de él, pues esto es mi Cuerpo", y después de haber cenado, tomando el cáliz, lo dio a sus discípulos y dijo: "Tomad y bebed, pues ésta es mi Sangre", y añadió: "Haced estas cosas en memoria de Mí". Cf. Mt 26, 26-28; Mc 14, 22-24; Lc 22, 19-20; 1 Cor 11, 23-25. 

Cuando Jesús pronunció las palabras de consagración sobre el pan y el vino, se produjo una maravillosa y singular conversión de toda la sustancia del pan en el Cuerpo de Jesucristo, y de toda la sustancia del vino en su preciosa Sangre, permaneciendo únicamente las especies o accidentes del pan y del vino.

Esta milagrosa conversión, que todos los días se obra en nuestros altares, la llama la Iglesia transustanciación.

Las especies designan la cantidad y las cualidades sensibles del pan y del vino, como la figura o aspecto, olor, color, sabor y todas las otras propiedades. Las especies del pan y del vino permanecen de un modo admirable sin su sustancia por virtud de Dios omnipotente. Lo mismo bajo las especies del pan que bajo las especies del vino está todo Jesucristo vivo, en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.