Duelo entre el cardenal de Sri Lanka y el gigante chino

Junio 08, 2021
Origen: fsspx.news
El proyecto de Port City en Colombo

El proyecto para un asentamiento chino a gran escala cerca de la capital está creando disturbios en la antigua Ceilán. El líder de la Iglesia católica ve esto como un riesgo de "colonización" que denunció públicamente.

Como parte del proyecto "Nuevas Rutas de la Seda" - Belt Road Initiative (BRI), que supuestamente establecerá la supremacía económica y geoestratégica china para 2049, Port-City, cerca de Colombo (Sri Lanka) tiene un valor simbólico.

China ha decidido invertir en Sri Lanka más de 800 millones de euros en un complejo inmobiliario y portuario que se construirá en una península artificial de 269 hectáreas recuperadas del Océano Índico.

Un proyecto que debería duplicar el tamaño del actual distrito financiero de la capital de la isla. Dirigido por la Communications Construction Company de propiedad estatal china (CCCC), actualmente es la mayor inversión extranjera en la isla.

El gobierno espera que el nuevo complejo atraiga inversores: una ganancia financiera inesperada mientras que la epidemia de coronavirus paraliza la economía. Para llevar esto a cabo, el ejecutivo tiene la intención de aprobar un proyecto de ley que dé carta blanca a los chinos.

Pero el proyecto del gobierno no es del agrado de la oposición en Sri Lanka, que ha encontrado un gran aliado en la persona del cardenal Malcolm Ranjith, arzobispo de Colombo.

El líder de la Iglesia católica en la isla, cuya aura política ha aumentado considerablemente desde los ataques islamistas de la Pascua de 2019, celebró una rueda de prensa el 19 de mayo de 2021 para denunciar las ambiciones chinas.

"El peligro es que Sri Lanka se convierta en una colonia china", advirtió el alto prelado, que se ha sumado a una estrategia para que la Corte Suprema del país bloquee el proyecto de ley del gobierno.

"Debido a la epidemia de Covid-19, trabajar como jornalero tiene un alto riesgo en este momento. En tal situación, ¿qué tan urgente es aprobar el proyecto de ley con tanta rapidez? Esto crea un problema de transparencia por parte del gobierno", insistió el cardenal Ranjith.

El primer ministro de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, afirmó de forma tranquilizadora que respetará la opinión de la Corte Suprema, pero muchos lo dudan, dada la inmensidad de las sumas en juego.

Por no hablar de la tenacidad de Beijing, que pretende ampliar su área de influencia económica, militar y política, para cumplir la profecía del presidente Xi Jinping: convertirse en la mayor potencia mundial, cien años después del advenimiento del socialismo en China, y así reparar la humillación causada por los "tratados injustos" del siglo XIX, por los cuales Occidente diezmó al imperio...