Egipto: los coptos luchan por la posibilidad de adoptar niños

Septiembre 28, 2022
Origen: fsspx.news
Una escuela de franciscanos en Beni Suef, Egipto

En Egipto, varios parlamentarios quieren cambiar el estatus legal de los cristianos, para que puedan adoptar niños, lo que la ley, basada en los principios del islam, les ha prohibido hasta ahora.

¿Podrá una pareja cristiana disfrutar de los mismos derechos de adopción que los musulmanes? Este es el punto central de la revisión de la ley que regula el estatus de los cristianos en Egipto.

Todo comenzó hace cuatro años, cuando un sacerdote copto encontró un bebé recién nacido abandonado en el umbral de su iglesia, que confió a una pareja sin hijos en la parroquia. Estos hicieron bautizar al niño, nombrándolo Shenuda, y obtuvieron un certificado de nacimiento.

Unos años más tarde, una familiar del hombre que adoptó a Shenuda, temiendo tener que compartir la herencia con el niño adoptado, denunció ante la justicia una adopción que según ella era ilegal.

En efecto, la ley egipcia, refiriéndose a los principios de la ley islámica, actualmente no permite la adopción por parte de parejas cristianas. Solo se considera legal una forma de acogimiento familiar, pero que no permite que los niños confiados a los padres adoptivos tomen su apellido y se conviertan en herederos de sus bienes.

En febrero de 2022, después de un procedimiento muy publicitado, el pequeño Shenuda fue separado de la pareja copta y llevado a un orfanato, provocando una ola de simpatía en todo Egipto.

Varios abogados, conmovidos por la decisión del tribunal, decidieron ofrecer sus servicios de forma gratuita a los padres cristianos, mientras que varias personalidades, tanto cristianas como musulmanas, comenzaron a reclamar un cambio en las normas que impiden que las parejas cristianas adopten hijos, los bauticen y puedan heredar sus bienes.

El caso del pequeño Shenuda se produjo en el momento de la revisión de la ley sobre el estatuto jurídico de los cristianos, revisión que no pretendía cambiar la cuestión de la adopción.

La situación podría cambiar con la iniciativa de Najib Suleiman, miembro de la comisión parlamentaria de asuntos religiosos, quien, en unas declaraciones realizadas al diario al Shorouk, definió la adopción de menores como plenamente compatible con las normas del derecho a la familia reservadas a los cristianos.

Desde su ascenso a la cúpula estatal, el mariscal Sissi se ha mostrado como un aliado de los cristianos asistiendo a la misa de Navidad cada año, pero el estatus de los coptos no ha cambiado mucho.

Una modificación del estatus personal de los cristianos en el Parlamento

En 2014 se inició un proceso de modificación del texto legislativo sobre el estatus personal de los cristianos, pero el tiempo necesario para su redacción se alargó desproporcionadamente hasta 2021, debido principalmente a las negociaciones encaminadas a lograr un texto unitario. Sin embargo, existen diferencias más o menos importantes entre los distintos protagonistas, sobre todo en lo referente a la separación matrimonial y el divorcio.

Por lo tanto, ni los coptos católicos, que suman alrededor de 250,000, ni los coptos "ortodoxos", que se estiman en casi 20 millones en Egipto, reconocen el divorcio religioso. Mientras que los coptos "evangélicos", cuyo número se estima en 100,000, lo reconocen como todos los protestantes.

La cuestión de la adopción no estaba prevista inicialmente en esta revisión, fue el reciente asunto del pequeño Shenuda lo que provocó un movimiento de parlamentarios para incluirla en el proyecto.

Por su parte, los padres adoptivos de Shenuda no pierden la esperanza, y esperan que pronto les sea devuelto su hijo, y que puedan enseñarle la vida y la ley de Jesucristo.