El Card. Müller habla sobre el deber de desobedecer con respecto a la intercomunión

Enero 02, 2019
Origen: fsspx.news
Cardenal Gerhard Müller.

El episcopado alemán se encuentra dividido respecto a la cuestión de conceder a los protestantes acceso a la comunión eucarística, y el ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe recordó a los sacerdotes que no están obligados a obedecer a sus obispos cuando les ordenan cometer actos que van contra la doctrina y práctica de la Iglesia.

Los sacerdotes "no están obligados por la Ley Divina a administrar la Sagrada Comunión a un no católico, y definitivamente no pueden ser obligados por ninguna orden episcopal", declaró el cardenal Gerhard Müller el 11 de diciembre de 2018, en una entrevista para el sitio web LifeSite.

Esta declaración del ex prefecto de la Congregación para la Doctrina para la Fe tuvo lugar un mes después de que el obispo de Münster, Monseñor Felix Genn, declarara, por el contrario, que ningún sacerdote tiene derecho a negarle la comunión a un protestante.

Desde la visita del papa Francisco a la Iglesia luterana en Roma (15 de noviembre de 2015), cuando respondió a la pregunta de una mujer protestante sobre el asunto, declaró evasivamente: "Nunca me atrevería a dar permiso para algo así porque no está en mi autoridad. Hablen con el Señor y avancen," muchos obispos se han precipitado apresuradamente hacia lo que han considerado una carta blanca para la intercomunión.

El cardenal Müller recuerda que hay casos en que un sacerdote tiene la obligación de resistirse a su obispo "así como san Pablo se resistió a san Pedro", citando el pasaje de la Epístola a los Gálatas (2:11). Podríamos agregar que San Pablo no solo fue un sacerdote, sino también un obispo, e incluso un apóstol, y que se tomó la libertad de reprender públicamente al primer papa "porque no estaba caminando con rectitud hacia la verdad del Evangelio". Monseñor Marcel Lefebvre hizo exactamente lo mismo.

La entrevista realizada por el periódico austriaco Salzburger Nachrichten con el Padre Davide Pagliarani, Superior General de la Fraternidad San Pío X, el 15 de diciembre de 2018, hace eco de esta posición, recordando que es "inconcebible que la Iglesia haya estado equivocada durante dos milenios, y que haya encontrado la verdad sobre estas preguntas únicamente durante los años del Concilio Vaticano II, entre 1962 y 1965”.