El cardenal Brandmüller rechaza el documento preparatorio del Sínodo de la Amazonía

Julio 19, 2019
Origen: fsspx.news

El cardenal Walter Brandmüller, presidente del Consejo Pontificio para las Ciencias Históricas de 1998 a 2009 y coautor, en 2016, de la famosa dubia sobre Amoris Laetitia, a la que nunca respondió el Papa Francisco, ha acusado al Instrumentum laboris (documento de trabajo) del próximo Sínodo de la Amazonía de herejía y apostasía.

Su declaración fue publicada por el Vaticanista Sandro Magister, el 27 de junio de 2019, diez días después de la publicación del documento romano. En ella, el Cardenal se pregunta cuál es la necesidad de este sínodo de la Amazonía, y dice: "Primero hay que preguntarse por qué un Sínodo de los Obispos debería tratar temas que, como es el caso de las tres cuartas partes del Instrumentum Laboris, no tienen prácticamente nada que ver con los Evangelios y la Iglesia. Obviamente, en este caso, tiene lugar una intrusión agresiva en los asuntos puramente mundanos del estado y la sociedad de Brasil por parte del Sínodo de los Obispos. Habría que preguntarse: ¿qué tienen que ver la ecología, la economía y la política con el mandato y la misión de la Iglesia?"

"Y, sobre todo, ¿qué experiencia profesional autoriza a un Sínodo Eclesial de Obispos a hacer declaraciones en estos campos?" 

"Si el Sínodo de los Obispos realmente lleva a cabo esto, sería cruzar las fronteras y una presunción clericalista, que las autoridades estatales tendrían que rechazar".

El alto prelado enfatiza: "Se ha agregado un aspecto adicional, que se encuentra en todo el Instrumentum Laboris: a saber, la muy positiva evaluación de las religiones naturales, para incluir las prácticas de curación indígenas y cosas similares. Sí, incluso algunas prácticas mítico-religiosas y ciertas formas de cultos. En el contexto del llamado a la armonía con la naturaleza, incluso se habla del diálogo con los espíritus (n. 75)...

"El territorio, es decir, los bosques de la región amazónica, incluso se declaran como un locus thelogicus (lugar teológico), una fuente especial de la revelación divina. Dentro de él se encontrarían los lugares de una epifanía en la que se manifiesta el depósito de vida y sabiduría para el planeta, una vida y sabiduría que hablan de Dios (n. ° 19). El rechazo antirracional de la cultura "occidental" que subraya la importancia de la razón es característico del Instrumentum Laboris. Mientras tanto, la subsecuente regresión del Logos al Mythos se eleva al criterio de lo que el Instrumentum Laboris llama la inculturación de la Iglesia. El resultado es una religión natural cubierta con una delgada capa de cristianismo".

A continuación, el Cardenal Brandmüller señala dos de los objetivos de este sínodo y la negación de la jerarquía de la Iglesia: "Es imposible ocultar que el 'sínodo' tiene como objetivo especial ayudar a implementar los dos proyectos más preciados que hasta ahora no se han implementado: a saber, la abolición del celibato y la introducción de un sacerdocio femenino, comenzando primero con las mujeres diaconisas. En cualquier caso, se trata de "aceptar el papel, el liderazgo de la mujer dentro de la Iglesia" (129a3). De manera similar, ahora "se abrirán nuevos espacios para la creación de nuevos ministerios, como lo exige este momento histórico". Es hora de escuchar la voz de la región amazónica..." (n. 43).

“Pero aquí se omite el hecho que Juan Pablo II también declaró con la más alta autoridad magisterial: a saber, que no corresponde al poder de la Iglesia administrar el Sacramento del Orden Sagrado a las mujeres. De hecho, en 2000 años, la Iglesia nunca ha administrado el Sacramento del Orden a una mujer (Ordinatio sacerdotalis, 22 de mayo de 1994). La demanda que se opone directamente a este hecho muestra que la palabra "Iglesia" ahora se utiliza puramente como un término sociológico por parte de los autores del Instrumentum Laboris". 

"De una manera similar, aunque dicho más bien de paso, en el no. 12… se pregunta si no sería oportuno 'reconsiderar la noción de que el ejercicio de la jurisdicción (poder del gobierno) debe estar vinculado en todas las áreas (sacramental, judicial, administrativa) y de manera permanente al Orden Sagrado'. De tal visión errónea surge entonces (en el n. 129) el llamado a la creación de nuevos cargos que correspondan a las necesidades de los pueblos amazónicos".

Todas estas consideraciones hacen que el prelado alemán afirme directamente: "El Instrumentum Laboris carga al Sínodo de los Obispos, y finalmente al Papa, con una grave violación del Depositum fidei (depósito de la fe), que en consecuencia significa la autodestrucción de la Iglesia o la transformación del Corpus Christi mysticum (Cuerpo Místico de Cristo) en una ONG secular con un mandato ecológico-social-psicológico... Estamos presenciando una nueva forma del Modernismo clásico de principios del siglo XX".

De ahí la firme conclusión del cardenal Brandmüller: “Se debe afirmar ahora con insistencia que el Instrumentum Laboris contradice la enseñanza vinculante de la Iglesia en puntos decisivos y, por lo tanto, debe calificarse de herético. "En cuanto al aspecto de que la Revelación divina está siendo cuestionada, o mal entendida, también se debe hablar de apostasía".

“Esto se justifica aún más porque el Instrumentum Laboris utiliza una noción puramente inmanentista de la religión, y considera la religión como el resultado y la forma de expresión de la propia experiencia espiritual del hombre. El uso de palabras y nociones cristianas no puede ocultar que éstas se están utilizando simplemente como palabras vacías, a pesar de su significado original.

“El Instrumentum Laboris para el Sínodo de la Amazonía constituye un ataque a los cimientos de la fe, llevado a cabo en una manera que hasta ahora no se había creído posible. Por eso hay que rechazarlo con toda firmeza".

EL RIN CONTAMINA EL AMAZONAS Y EL TÍBER

Stefano Fontana, en su artículo publicado en La Nuova Bussola Quotidiana, el 19 de junio, también pidió a los obispos que rechacen este documento de trabajo. Roberto de Mattei hizo lo mismo en el sitio web estadounidense Rorate Cœli, el 20 de junio, “¿Guardarán silencio los obispos, sucesores de los apóstoles?" ¿Guardarán silencio los cardenales, los consejeros del papa en el gobierno de la Iglesia, ante este manifiesto político-religioso que pervierte la doctrina y la praxis del Cuerpo Místico de Cristo?"

En el artículo mencionado anteriormente, Stefano Fontana resume su opinión sobre el Instrumentum Laboris de una manera concisa: “Dos gnosticismos convergen en el documento. El primero es la idea de que la salvación se deriva de una práctica, de un cristianismo corregido a partir una situación histórica (de explotación): esta es la voz de la teología de la liberación. El segundo está representado por el primitivismo ecológico de la vida en el "conjunto" de la Madre Tierra en el que los pueblos amazónicos que hoy son explotados se convertirían en sus propios dueños. Dos gnosticismos en uno. Dos pequeños gnosticismos amazónicos, de exportación occidental, concebidos en los púlpitos de la nueva teología católica europea".

Esta influencia europea modernista, especialmente alemana, es confirmada por la reciente celebración de la reunión privada en Roma. Edward Pentin lo describe en su artículo [“Reunión de estudio sobre el Sínodo Amazónico celebrada en Roma”] en el National Catholic Register, el 26 de junio: “Se celebró una reunión privada para discutir el próximo sínodo amazónico, la cual involucró principalmente a prelados y expertos de habla alemana, el martes (25 de junio) en Roma. Los participantes invitados a la reunión de estudio, que tuvo lugar en un convento y centro de retiros a las afueras de Roma a cargo de la Congregación Ancelle di Cristo Re… incluyeron al cardenal brasileño Claudio Hummes, relator general del sínodo y presidente de REPAM [Red Eclesial Pan-Amazonica],... al cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, y al cardenal Walter Kasper, asesor teológico cercano al Papa Francisco".

“También asistió el obispo emérito austriaco Erwin Kräutler, de la Prelatura Territorial de Xingu, en Brasil, a quien el Papa Francisco nombró asesor experto para el sínodo. Monseñor Kräutler defendió la ordenación de hombres casados ​​en el Amazonas y expresó su apoyo a las mujeres sacerdotes. Se cree que también ayudó a escribir el controvertido documento de trabajo del sínodo publicado la semana pasada".

“Otros participantes incluyeron a Monseñor Franz-Josef Overbeck de Essen, Alemania, jefe de la comisión de obispos alemanes para América Latina, que a través de su organización humanitaria Adveniat brinda un importante apoyo financiero y pastoral a América Latina. El mes pasado, Monseñor Overbeck dijo que el sínodo llevará a la Iglesia a un "punto sin retorno" y, a partir de entonces, "nada será lo mismo que antes".

"Ninguno de los participantes de la lista de asistentes a la reunión de hoy se destacan por su ortodoxia. Entre ellos se encuentra el Padre Hubert Wolf, teólogo e historiador de la Iglesia, quien según una fuente cercana se opone "teórica y prácticamente al celibato clerical". Egresado de la Universidad de Tubingen, fue ordenado sacerdote en su diócesis local de Rottenburg-Stuttgart en la década de 1990, cuando el cardenal Kasper era el obispo diocesano".

"Y a pesar del fuerte énfasis en escuchar la 'voz de la Amazonía' expresado en el documento de trabajo, un factor importante y común en esta reunión es el gran número de prelados y teólogos europeos, particularmente alemanes, que participan en ella, y las pocas o completamente ausentes voces amazónicas".

"La importante contribución de los prelados y teólogos de habla alemana ha llevado a los observadores preocupados a creer que el sínodo es un medio para imponer e implementar su propia agenda ideológica, bastante desconcertante para muchos, dado el estado tan poco sólido de la Iglesia Católica en los países de habla alemana y otras iglesias en Europa".

“Al informar sobre el Concilio Vaticano II, el sacerdote estadounidense Ralph Witgen escribió el famoso libro El Río Desemboca en el Tíber. Este libro registró la influencia de la Iglesia alemana en esa reunión. El 21 de junio preguntamos si el Rin ahora fluye hacia el Amazonas, y el cardenal alemán Gerhard Müller, prefecto emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dijo al NCR: "Podemos ver que no es una buena influencia porque la Iglesia está cayendo en Alemania".

“'Ellos [los líderes de la Iglesia alemana] no están conscientes de los problemas reales [en la Iglesia de hoy] y hablan sobre la moral sexual, el celibato y las mujeres sacerdotes', dijo, 'pero no hablan de Dios, Jesucristo, la gracia, los sacramentos, la fe, la esperanza, el amor y las virtudes teologales".

Durante el Concilio, ante la subversión modernista proveniente de los países de habla alemana, surgió una reacción a través del grupo Cœtus Internationalis Patrum, donde destacó la participación de Monseñor Marcel Lefebvre. Se espera que surja una reacción similar para detener la contaminación del Rin. Esta es la única "ecología integral", completamente católica, que puede prevalecer sobre el desorden teológico generalizado. Todo lo demás es solo ficción.