El cardenal Burke pide la destitución de los obispos alemanes

Mayo 24, 2022
Origen: fsspx.news

Según la opinión del cardenal Raymond Burke, el Papa Francisco debe destituir a los obispos alemanes de su cargo si estos no se distancian de los errores del Camino Sinodal que iniciaron en 2019 y que continúa atacando la doctrina católica.

El cardenal Burke no se anda con rodeos. Ante el hecho de que algunos obispos se han manifestado a favor de ciertos cambios en la doctrina de la Iglesia -por ejemplo, en lo que se refiere a la homosexualidad, el celibato de los sacerdotes o la ordenación de las mujeres- o no se han opuesto explícitamente a tales propuestas en el marco del Camino Sinodal, el prelado ha pedido al Papa Francisco su destitución.

El Santo Padre "debe interpelar a estos obispos y pedirles que se retracten de las herejías e incluso de las posiciones que van en contra de la disciplina de la Iglesia", declaró Burke en una entrevista publicada el 11 de mayo por Catholic Action for Faith and Family. "Y si no se retractan de sus errores y se corrigen, entonces debe destituirlos de su cargo. Esta es la situación a la que hemos llegado".

"El pontífice romano, sucesor de Pedro, es por definición el principio de unidad en la Iglesia", subrayó el cardenal. "De él depende corregir a estos obispos. Y si no aceptan la corrección fraterna, si no aceptan su corrección jerárquica como obispo de la Iglesia universal, entonces se deben aplicar las medidas adecuadas para que los fieles sepan que estos obispos no los guían en la fe católica", insistió.

"Desafortunadamente, la confusión es causada y propiciada por aquellos que están llamados a ser maestros de la fe y pastores del rebaño con claridad y valentía", señaló además el cardenal Burke.

En su opinión, los obispos que no defienden claramente la doctrina católica "abandonan el rebaño y no son pastores, sino mercenarios que intentan adaptar la doctrina de la Iglesia a la visión del mundo, a una visión del mundo secular, una cosmovisión sin Dios".

El cardenal Burke es uno de los ahora más de 100 firmantes de una carta crítica dirigida a monseñor Georg Bätzing, presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania. En esta carta, obispos y cardenales de todo el mundo advirtieron que el Camino Sinodal corre el riesgo de conducir a un "callejón sin salida" y provocar "efectos destructivos".

Monseñor Bätzing rechazó las críticas, así como las preocupaciones expresadas por los obispos de Escandinavia y Polonia. El "cambio urgente" en la Iglesia después de la crisis de abusos incluye "también la necesidad de desarrollar la enseñanza de la Iglesia", declaró en mayo.

Al decir "desarrollar la enseñanza de la Iglesia" se debe entender un cambio más o menos radical, una evolución contraria a la revelación y a la enseñanza de la Tradición perenne, es decir, una enseñanza contraria a lo que Jesucristo, el Hijo de Dios, nos reveló.

Esta creciente preocupación de muchos obispos frente al Camino sinodal, ¿tendrá algún resultado en Roma y en el Papa? Lamentablemente, es poco probable en vista de la dirección que está tomando el Sínodo sobre la Sinodalidad respecto a varios de los errores denunciados desde el Camino Sinodal.