El Cardenal Cupich restringe el uso del misal tradicional

Diciembre 30, 2021
Origen: fsspx.news

El Cardenal Blaise Cupich emitió una nueva política para la arquidiócesis de Chicago que restringe la celebración de la Misa tradicional y otros sacramentos utilizando los libros litúrgicos anteriores a Vaticano II.

De acuerdo con esta decisión, que entrará en vigor el 25 de enero, los sacerdotes, diáconos y ministros ordenados que deseen utilizar el "rito antiguo" deben presentar sus solicitudes al cardenal por escrito y ajustarse a las nuevas reglas. 

Estas reglas especifican que las Misas tradicionales deben incluir lecturas de la Sagrada Escritura en lengua vernácula, utilizando la traducción oficial de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos.

Además, las celebraciones no pueden tener lugar en una iglesia parroquial, a menos que el arzobispo y el Vaticano acuerden conceder una exención.

Las nuevas reglas también prohíben la celebración del rito tridentino el primer domingo de cada mes, en Navidad, durante el Sagrado Triduo, el Domingo de Pascua y el Domingo de Pentecostés.

Basado en el motu proprio Traditionis custodes del Papa Francisco, la política de la arquidiócesis de Chicago fue publicada el 27 de diciembre y presentada por primera vez por Vatican News.

Las nuevas reglas de Chicago reflejan las establecidas en un documento explicativo sobre el edicto del Papa Francisco emitido el 18 de diciembre por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, responsable de los asuntos relacionados con la sagrada liturgia. Pero también están inspiradas en las normas adoptadas por la diócesis de Roma, solo que exacerbándolas significativamente.

"Mi intención al compartir esta política es animarlos a reflexionar sobre el deber que todos tenemos de ayudar a nuestro pueblo en este momento de renovación eucarística redescubriendo el valor de la reforma litúrgica en los ritos que nos dio el Concilio. Vaticano II", escribió monseñor Cupich en una carta de acompañamiento para los sacerdotes, informó Vatican News.

El documento explicativo del Vaticano indica que la intención de Traditionis custodes es "restablecer en toda la Iglesia de rito romano una oración única e idéntica que exprese su unidad, según los libros litúrgicos promulgados por los Papas San Pablo VI y San Juan Pablo II, de acuerdo con los decretos del Concilio Vaticano II y en línea con la tradición de la Iglesia".

El documento explicativo señala que Traditionis custodes estipula que los sacramentos no pueden celebrarse utilizando los libros litúrgicos del Rituale Romanum y el Pontificale Romanum promulgados antes de las reformas de Vaticano II.

El Pontifical contiene los ritos y ceremonias que suelen realizar los obispos y el Ritual es la compilación de la celebración de los sacramentos.

Por tanto, hay una clara sobrepuja en la prohibición del rito tridentino: el propio motu proprio, las reglas dadas por la diócesis de Roma y finalmente las que acaba de dar la arquidiócesis de Chicago.

La supresión de la celebración de la Misa tradicional en días fijos -primer domingo de cada mes, Navidad, Sagrado Triduo, Pascua y Domingo de Pentecostés- es particularmente execrable. Es muy lógico hacerse dos preguntas: ¿Cuál es el propósito de este tipo de prohibición? ¿Y quién será el próximo obispo que reduzca aún más los días autorizados para la celebración del rito tridentino?

Parece que no hay nada más urgente en la Santa Iglesia que dedicarse a esta persecución de los fieles apegados a la tradición litúrgica.