El cardenal Woelki seguirá siendo arzobispo de Colonia

Septiembre 26, 2021
Origen: fsspx.news

El Papa Francisco ha decretado que el cardenal Rainer Maria Woelki permanecerá como jefe de la arquidiócesis de Colonia, al tiempo que le permitió tomarse un año sabático hasta la próxima Cuaresma.

El purpurato no incurrió en irregularidades en el manejo de los casos de abuso, aunque sí cometió errores de comunicación.

Después de una investigación exhaustiva, el Papa Francisco ha decidido mantener al cardenal Woelki en su cargo y permitirle descansar un poco. Los dos obispos auxiliares Puff y Schwaderlapp también permanecerán en sus cargos, anunció este viernes la nunciatura apostólica en Alemania.

Según la nunciatura, no hay indicios de que Woelki haya tenido un comportamiento ilegal en el manejo de los casos de abuso sexual.

El cardenal había sido acusado de encubrir públicamente el primer informe de abusos, pero la acusación resultó ser falsa.

Por el contrario, el nuncio elogió explícitamente la "determinación del arzobispo de abordar los delitos de abuso en la Iglesia, tender la mano a los afectados y promover la prevención".

Por otro lado, Woelki cometió "grandes errores" en la comunicación. Esto contribuyó significativamente a una "crisis de confianza" en la arquidiócesis.

Como estaba claro que "el arzobispo y la arquidiócesis necesitaban un tiempo de descanso, renovación y reconciliación", el Papa Francisco concedió a Woelki, a petición suya, una "licencia sabática" que se extenderá desde mediados de octubre hasta la Cuaresma.

Hasta entonces, el obispo auxiliar Rolf Steinhäuser dirigirá la arquidiócesis como administrador apostólico.

Los obispos auxiliares Dominikus Schwaderlapp y Ansgar Puff también permanecerán en sus puestos. Aunque hubo "deficiencias aisladas en su manejo del proceso, no hubo intención de encubrir los abusos o ignorar a los involucrados".

Monseñor Puff reanudará su ministerio de inmediato, ya que monseñor Schwaderlapp ha solicitado trabajar durante un año como capellán en la arquidiócesis de Mombasa, Kenia.

Cabe recordar que el cardenal Woelki es uno de los únicos obispos que se opone al camino sinodal, el cual está a punto de entrar en su fase final en Alemania.