El cardenal Zen proclama la verdad a tiempo y a destiempo

Enero 20, 2023
Origen: fsspx.news

"Oremos para que nuestro Papa tenga más sabiduría, espero que cambie su línea respecto al Sínodo". A los ochenta y un años, el cardenal Joseph Zen no ha perdido nada de su franqueza. Sobre todo cuando se trata del pontificado actual.

Habiendo viajado desde Hong Kong para asistir al funeral del exPapa Benedicto XVI, el alto prelado chino aprovechó la oportunidad para dar una entrevista exclusiva a Il Giornale, publicada el 17 de enero de 2023.

Aunque oficialmente jubilado desde hace varios años, el obispo emérito de la antigua concesión británica es, sin embargo, una figura emblemática y militante de las libertades de la Iglesia en Hong Kong, cada vez más amenazadas desde la llegada al poder del presidente Xi Jinping.

El cardenal, quien recientemente fue condenado a una multa simbólica después de un juicio político, ahora se ocupa de visitar a los presos en prisión: "He bautizado a varios presos en los últimos diez años", declaró.

Aunque aún no ha leído las memorias de Monseñor Georg Gänswein, fuente de gran controversia en Roma, Monseñor Zen dice que "coincide sobre el tema de la Misa en latín" con el exsecretario de Benedicto XVI: "Las aproximaciones y generalizaciones apresuradas de Traditionis custodes han hecho daño a muchos de los fieles. (…) ¿No podríamos haber esperado la muerte del Papa emérito en lugar de humillarlo así?", se pregunta.

El tema del Sínodo de los Obispos es muy importante para el alto prelado chino: "Estamos muy preocupados por lo que pueda pasar con el Sínodo de los Obispos. Y me temo que el Sínodo repetirá el mismo error de la Iglesia holandesa hace 50 años, cuando los obispos dieron un paso atrás y aceptaron que los fieles dirigieran la Iglesia; luego su número disminuyó. Oremos para que nuestro Papa tenga más sabiduría", es el deseo del cardenal.

Aunque se muestra crítico respecto al Papa Francisco, su relación con el soberano pontífice sigue siendo respetuosa: tras el funeral de Benedicto XVI, el romano pontífice recibió a Monseñor Zen, quien habló de "un encuentro muy cálido" agradeciendo al Papa "el buen obispo designado en Hong Kong. "Lo sé bien, es jesuita", respondió con humor el pontífice argentino.

En cuanto a la situación de los católicos en China, sigue siendo la prioridad número uno del cardenal de Hong Kong conocido por su oposición al acuerdo provisional firmado en 2018 entre la Santa Sede y Beijing, sobre el nombramiento de obispos en China.

Un acuerdo que Roma hizo para resolver un cisma de casi setenta años, pero en el que el alto prelado ve una "traición" que no ha facilitado la vida a los fieles: "Es una situación compleja, no hay que olvidarse nunca de rezar en estos tiempos difíciles", nos recuerda el cardenal Zen.

Y concluye: "Muchos de los fieles (chinos) dan testimonio de su fe con conciencia, pero sabemos que cuando la situación se vuelve difícil, algunos piensan solo en su propio interés. Seguimos apoyando la verdad, la justicia y la caridad. La oscuridad no puede prevalecer sobre la luz".

Dentro de unos días, China entrará en el "Año del Conejo de Agua" según su calendario astrológico tradicional: un signo considerado auspicioso, vinculado a la vigilancia, la prudencia y la agilidad mental. Todas estas virtudes necesitarán los católicos de Hong Kong en 2023, para escapar de las garras ardientes del dragón rojo de Beijing...