El clero católico en primera línea frente a la pandemia

Julio 23, 2021
Origen: fsspx.news
San Juan de Dios, patrono de los enfermos, enfermeros y enfermeras

La epidemia de SARS-CoV-2 continúa causando estragos en todo el mundo, y particularmente entre el clero y los institutos religiosos católicos activos, que a menudo están en primera línea para brindar alivio espiritual a los enfermos afectados por el Covid-19.

El coronavirus no deja de pasar factura a los ministros de la religión católica, especialmente en los países más afectados por la epidemia.

En la India, los católicos representan solo 20 millones de fieles, en una población estimada en 1,380 millones de habitantes en 2021.

Pero la devastación provocada por la epidemia no es menos alarmante: el pasado mes de abril, dos sacerdotes y dos religiosas murieron en promedio diariamente. Una cifra que se duplicó al mes siguiente, cuando la Conferencia Episcopal de la India registró la muerte de 129 religiosas y 116 sacerdotes.

El pico de la ola parece haberse alcanzado en este país, donde más de 500 sacerdotes y religiosas han perdido la vida.

En Estados Unidos, duramente golpeado por la epidemia, el episcopado aún no ha hecho un recuento exacto de los sacerdotes y religiosos víctimas del Covid-19, en un país donde hasta la fecha han muerto más de 600,000 personas, según cifras facilitadas por Associated Press (AP).

Sin embargo, parece que el número de sacerdotes y religiosos que han perdido la vida se eleva a varias decenas, tan solo en las regiones urbanizadas de la Costa Este y los Grandes Lagos.

Por ejemplo, en Pensilvania, la orden de las Hermanas Felicias ha perdido 21 religiosas en cuatro conventos...

Italia ha pagado un precio aún mayor: en marzo de 2021, el número de víctimas del Covid-19 era de 292 sacerdotes diocesanos.

En Brasil, por lo menos 1,400 sacerdotes han contraído el virus, provocando la muerte de 65 de ellos, incluidos tres obispos, según la conferencia episcopal.

Si los sacerdotes y religiosos católicos se han visto más afectados es sin duda porque "el catolicismo pone un mayor énfasis en el papel del sacerdote, en comparación con otras denominaciones religiosas", explica Andrew Chestnut, prefecto de estudios de la Commonwealth of Virginia University (EE. UU.).

Que este celo por el bienestar material y sobre todo espiritual de los enfermos, signo característico de la caridad, abra los corazones a la verdadera religión de Jesucristo.