El Motu proprio que enloquece

Agosto 24, 2021
Origen: fsspx.news
Catedral de la diócesis de Alajuela

Un obispo de Costa Rica suspendió a un sacerdote por celebrar la misa en latín y ad orientem. El sacerdote también fue enviado a una clínica para recibir atención "psicológica".

El Padre Sixto Eduardo Varela Santamaria de la diócesis de Alajuela, ubicada en la región norte de Costa Rica, ha sido suspendido de todos sus ministerios por seis meses, y será enviado a una clínica para recibir atención "psicológica" por haber celebrado la misa en latín.

En un comunicado emitido en nombre del obispo de Alajuela, Monseñor Bartolomé Buigues Oller, el Padre Luis Hernández Solís, explicó que el Padre Varela Santamaría había sido "amonestado dos veces" por haber celebrado una misa en latín en su parroquia de San José Patriarca.

Según el portavoz de la diócesis, el Padre Varela Santamaría "siguió celebrando la Misa Tridentina tras la publicación del motu proprio Traditionis custodes del Papa Francisco". Pero en realidad se trata de un asunto completamente diferente.

La asociación Summorum Pontificum de Costa Rica precisó que lo que hizo el sacerdote está autorizado por las normas litúrgicas vigentes, y que el Papa Francisco de ninguna manera lo prohibió.

Hasta la publicación del Motu proprio, el Padre Varela Santamaría celebraba la misa según la forma llamada "extraordinaria". La asociación explicó que desde que los obispos costarricenses prohibieron esta forma en todo el país, el Padre Varela Santamaría solo ha celebrado el Novus Ordo, pero en latín y ad orientem.

La asociación recordó que esta forma de celebrar no solo está autorizada por las normas litúrgicas vigentes, sino que el Papa Francisco no la menciona en absoluto en su Motu proprio.

Prohibiciones irracionales

La asociación Summorum Pontificum explicó a ACI Prensa que luego de la publicación del Motu proprio, "pidieron respetuosamente al obispo de Alajuela su autorización para seguir celebrando la misa según la forma extraordinaria, algo que el grupo hace desde hace 8 años", sin embargo, la solicitud fue rechazada.

"Monseñor Buigues Oller dio una razón realmente desconcertante: según él, la única forma en la que nosotros podríamos seguir celebrando la Misa tradicional en latín es si existiéramos desde antes de 1970 o si estuviéramos vinculados a la Fraternidad cismática San Pío X (FSSPX), lo cual ni Summorum Pontificum ni Traditiones custodes mencionan", dijo la asociación a ACI Prensa.

El Padre Varela Santamaria reveló que ha sido enviado temporalmente con su familia, y que la diócesis lo enviará a una casa de retiro y a una clínica que le brindará "atención espiritual, psicológica y médica". Por lo tanto, este sacerdote es tratado como apestado y trastornado.

Recordemos que la Conferencia Episcopal de Costa Rica fue una de las más virulentas en su respuesta a la Misa tradicional en latín tras la publicación de Traditionis custodes

En un comunicado del 19 de julio, los obispos de Costa Rica afirmaron que "en adelante, no está permitido el uso del Missale Romanum de 1962 o de cualquier otra expresión de la liturgia anterior a 1970".

La prohibición de la Misa Tridentina es absolutamente ilegítima, y muestra a qué grado han sido sacudidas las mentes por el motu proprio Traditionis custodes para llegar a este tipo de aberraciones.

En la URSS, los opositores también eran enviados a clínicas psiquiátricas...