El muy progresista obispo de Lima

Agosto 17, 2021
Origen: fsspx.news
Monseñor Carlos Castillo Matassoglio

Monseñor Carlos Castillo Mattasoglio, arzobispo de Lima desde marzo de 2019, se expresó recientemente con palabras que pueden ser calificadas como muy progresistas, luego de mostrarse inflexible en su rechazo hacia la comunión en la lengua.

Actualmente residente en la Ciudad Eterna, Monseñor Castillo Mattasoglio, presentó su propuesta de reemplazar sacerdotes por laicos en las parroquias de la capital peruana.

El arzobispo de Lima, de 71 años, dijo que había pedido permiso a la Santa Sede "para varias cosas que no están permitidas", entre ellas "familias, parejas o grupos de cónyuges o laicos mayores que se hagan cargo de las parroquias".

Durante una conferencia titulada "La crisis del Bicentenario: tensión, odio, miedo", antes de abordar su proyecto, Monseñor Castillo Mattasoglio declaró: "Creo que, como Iglesia, vamos a tener que trabajar duro para ofrecer una Iglesia más cercana y poder ser más igualitarios".

Continuó diciendo: "Esto es lo que estoy haciendo en este momento: he estado en Roma durante un mes. Estoy tratando de obtener permisos para varias cosas que no están permitidas.

"Por ejemplo, (que) se autorice que familias, parejas o grupos de cónyuges o de laicos mayores se hagan cargo de las parroquias porque es mejor enviar a los sacerdotes a estudiar un poco", añadió.

Así, Monseñor Castillo propone "que los laicos se conviertan en sacerdotes o jefes de las iglesias, que construyan comunidades como lo hacen cuando van a Europa".

El prelado ilustró sus palabras con una curiosa comparación: "En Europa, hay iglesias, en París, por ejemplo, que fueron construidas por laicos, y mantienen la comunidad cristiana sin necesidad de sacerdotes". - Sería interesante saber a qué se refiere el obispo.

Y continuó diciendo: "Hay un sacerdote que celebra misa para ellos una vez a la semana o dos domingos al mes, no importa; pero debemos pensar en medios más igualitarios y más cercanos".

Monseñor Castillo Mattasoglio indicó que eso es lo que se entiende por "sinodalidad" y "lo hicimos durante la consulta que realizamos en la asamblea sinodal" de la arquidiócesis de Lima. "Éramos 800 delegados y nos pusimos de acuerdo sobre la manera de hacer la Iglesia en Lima", precisó.

Finalmente, el arzobispo peruano concluyó diciendo que "el Papa desea que la Iglesia, a nivel de América Latina y del mundo, se pregunte cómo debe desarrollarse el futuro, y se organice según el acuerdo que las autoridades hayan concluido con el mismo pueblo, para que pueda seguir adelante".

Sus propuestas son contrarias a las leyes eclesiásticas

Las leyes del Código de Derecho Canónico se oponen a su propuesta, como el mismo obispo lo reconoce.

Los cánones 515 y 552, afirman que "la parroquia es una comunidad determinada de fieles constituida de manera estable en la Iglesia particular, cuyo cuidado pastoral, bajo la autoridad del obispo diocesano, está encomendado a un párroco, en calidad de pastor".

"Para que alguien pueda ser nombrado párroco válidamente, debe haber recibido el orden sagrado del presbiterio", afirma el canon 521.

Decisiones pastorales excepcionales

La "pastoral" del arzobispo de Lima ha causado gran revuelo. El año pasado, decidió que los sacerdotes ya no visitarían a los enfermos, sino que darían la comunión a los seres queridos de los enfermos. No hace falta describir el dolor y la indignación de sus sacerdotes.

Recientemente, rechazó la Sagrada Eucaristía a dos fieles que querían recibirla en la lengua. Mientras uno de los fieles se arrodillaba, tuvo que irse sin la santa hostia, "excomulgado", en cierto modo, por un pastor que en última instancia es solo un mercenario.

Queda por ver si regresará con las manos vacías de su estancia en Roma, o si traerá de vuelta decretos excepcionales para seguir revolucionando su diócesis.