El Papa no acepta la renuncia del cardenal Marx

Junio 11, 2021
Origen: fsspx.news

En una respuesta fechada el 10 de junio de 2021, el Papa Francisco rechazó la solicitud de renuncia del cardenal Reinhard Marx a su cargo de arzobispo de Múnich y Frisinga, que presentó al Papa el 4 de junio.

En su carta, el cardenal Marx reconoce la crisis que sacude a la Iglesia de Alemania, y afirma que quiere asumir la corresponsabilidad de esta crisis a través de su renuncia. Según él, la institución -entiéndase la propia Iglesia- ha fallado, y el único camino a seguir es "un cambio y una reforma de la Iglesia" como los que propone el Camino sinodal.

La carta de Francisco

El Papa le respondió al que es uno de sus consejeros más cercanos, ya que forma parte del pequeño grupo de cardenales -siete hasta la fecha- que trabajan en la reforma de la Curia romana y otros temas afines, diciéndole que "toda la Iglesia está en crisis" por los casos de abusos. Sin embargo, esta no es razón para jugar a la política del avestruz, agregó.

Tras una larga digresión sobre la manera de abordar esta crisis, el Papa termina repitiendo las palabras del cardenal Marx quien afirmó que quiere seguir sirviendo a la Iglesia "más intensamente en la pastoral y apostando por una renovación espiritual de la Iglesia", y pidiéndole que lo lleve a cabo como arzobispo de Múnich y Frisinga.

La carta, escrita en español, fue publicada por la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Esta publicación es cuestionable, pero se explica por el hecho de que el Papa autorizó al cardenal Marx a publicar su carta de renuncia.

La respuesta del cardenal Marx

Al recibir esta carta, el alto prelado emitió un comunicado de prensa para notificar su obediencia a la decisión papal.

Sin embargo, afirmó sentirse comprendido y que "simplemente volver a trabajar después de esto en los asuntos ordinarios no puede ser el camino a seguir para mí ni para la arquidiócesis".

Más adelante, el cardenal Marx precisa su idea: "Esto significa también que debemos reflexionar sobre los nuevos caminos que podemos tomar, teniendo en cuenta también una historia donde existen muchos fracasos, para anunciar y dar testimonio del Evangelio. (…)

"En las próximas semanas, reflexionaré sobre la manera en que podemos, juntos, contribuir aún más a la renovación de la Iglesia, aquí en nuestra arquidiócesis y en general; porque el Papa retomó mucho de lo que mencioné en la carta que le dirigí, y nos ha dado fuertes impulsos.

"Esto es lo que también recalqué en mi declaración: tengo que asumir una responsabilidad personal y también tengo una 'responsabilidad institucional', precisamente por las personas involucradas, cuyo punto de vista debe incluirse aún más".

En otras palabras, el cardenal Marx se muestra reconfortado en su visión de este ir y venir epistolar, e indica claramente que el Camino sinodal es el único camino a seguir. Nos advierte de antemano que se siente implicado y reconfortado en la transformación de la Iglesia que debe llevarse a cabo, sobre la que reflexionará con el apoyo de la máxima autoridad en la Iglesia...

El cisma alemán acaba de recibir el alto patrocinio del Papa en persona, a través del cardenal arzobispo de Múnich y Frisinga.