El Pontificio Instituto Juan Pablo II desencadena una gran controversia

Febrero 11, 2021
Origen: fsspx.news

El Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y la Familia desató acaloradas discusiones en la comunidad católica italiana después de un extraño mensaje publicado en su página de Facebook sobre Joe Biden y su apoyo al aborto.

El Instituto ya había sido escenario de una fuerte agitación tras la publicación de sus nuevos estatutos en julio de 2019. Recordemos brevemente este episodio. Entre los principales puntos que provocaron indignación está la supresión de la enseñanza de la teología moral fundamental. Pero también la reelección de todos los profesores y la modificación de las cargas académicas, lo que provocó supresiones subsecuentes.

El cardenal Angelo Scola, arzobispo emérito de Milán y exrector de la Pontificia Universidad Lateranense, habló de un "torpedeo" contra el Instituto a través de una "purga" académica.

Parece que el Instituto, percibido por Francisco como un obstáculo para la difusión de su nueva concepción del matrimonio expresada en Amoris lætitia, necesitaba ser reformulado. Hasta el magisterio conservador conciliar estaba siendo arrastrado de esta manera por la marcha forzada impuesta por el Papa hacia la transformación "irreversible" de la Iglesia que él vislumbra: una Iglesia abierta, que se adapta al mundo y a sus continuas evoluciones.

¿Estamos ante los resultados de esta política? Lo cierto es que la página de Facebook del Instituto Juan Pablo II retomó un artículo publicado en la edición italiana del Huffington Post el 20 de enero: "Joe Biden, un católico en la Casa Blanca entre los venenos de la Iglesia estadounidense".

Uno de los académicos entrevistados, Stefano Ceccanti, profesor de derecho público en la Universidad Sapienza y miembro del partido demócrata, dijo: "Biden tiene un problema con la mitad de la Iglesia católica estadounidense, que se ha ido gestando desde los nombramientos episcopales de los dos pontificados anteriores, sobre la retórica de principios innegociables y que, además, se opone tanto a Biden como al Papa Francisco, y esto no es casualidad".

Además, el artículo señala que la elección de Biden puede verse como "complementaria a la elección del Papa Francisco". "No hay duda de que existe armonía entre Francisco y Biden, y que la victoria de Biden puede verse en términos generales como una victoria para Francisco".

El Pontificio Instituto se hunde todavía más ante las reacciones

Las críticas no tardaron en llegar, cuestionando los elogios hacia Biden, quien es un firme partidario del aborto legal, contrario a la doctrina católica.

La respuesta es suficiente para dejarnos sin palabras: el Pontificio Instituto Teológico afirma que "defender el derecho al aborto no significa defender el aborto". Y en un intento por aclarar su punto, agrega que "si vamos a otorgar licencias de catolicidad de acuerdo con las posiciones políticas, muy pocos políticos podrían describirse a sí mismos como católicos". Ese es precisamente el problema...

Finalmente, el Instituto eliminó la publicación y la discusión. Pero eso no calmó la confusión.

El hecho es que con tales principios todo, o casi todo, está permitido a través del sistema legal. Pero lo que no es moral de ninguna manera puede recibir sanción legal. Como afirma Santo Tomás de Aquino, una ley inmoral no es una ley. En ningún caso puede obligar a las conciencias, y al contrario, resulta imposible obedecer estas leyes sin cometer una falta.

Finalmente, quienes se sientan conmovidos por este "post" del Instituto deben recordar que el ejemplo viene de arriba, y es muy reciente. Cuando el Papa Francisco promueve las uniones civiles homosexuales al tiempo que se niega a llamarlos "matrimonios", no hace más que defender el derecho a la homosexualidad, mientras afirma condenar el pecado de sodomía. Es el mismo fundamento.