El sínodo alemán y las diaconisas

Septiembre 22, 2020
Origen: fsspx.news
Convento de las Hermanas Franciscanas de Waldbreitbach

Aunque la cuestión del diaconado femenino volvió a resurgir hace poco tiempo, actualmente ya se ofrece en Alemania un ciclo de formación para las mujeres que desean convertirse en "diaconisas", con la bendición de una Iglesia alemana perdida entre la bruma de su "camino sinodal".

En la casa madre de las Hermanas Franciscanas de Waldbreitbach (Renania-Palatinado), se anunció recientemente una sorprendente serie de cursos, titulados "formación para el ejercicio del diaconado femenino".

Como su nombre lo indica, se trata de un módulo para "diaconisas" ,cuyo objetivo es preparar a las mujeres para ejercer una función ministerial que, hasta el momento, nunca ha sido aprobada por la Iglesia romana pero que la Iglesia de Alemania ha convertido en el caballo de batalla de su proyecto sinodal.

"Como historiadora, estoy consciente de que los procesos de renovación y de cambio en la Iglesia llevan su tiempo", reconoce la alemana Irmentraud Kobusch, directora de la red asociativa detrás de este curso.

En una entrevista concedida a katolisch.de el 10 de septiembre de 2020, Kobusch declaró con aplomo: "No sabría decir cuándo, pero estoy firmemente convencida de que los esfuerzos realizados para abrir el diaconado a las mujeres eventualmente darán sus frutos". En otras palabras, la Iglesia está equivocada, pero eventualmente lo reconocerá.

La capacitación, que tendrá una duración de tres años, debería comenzar en breve: "ya hay dieciséis mujeres interesadas", declaró con regocijo Irmentraud Kobusch, quien agregó que el nuevo módulo permitirá a las candidatas "adquirir habilidades que se podrán utilizar en distintos cargos en la Iglesia".

El cardenal Rainer Woelki denunció en una entrevista del 17 de septiembre con la agencia de noticias KNA que "la cuestión de la ordenación de mujeres es una discusión que no conducirá a nada. En realidad, esta cuestión ya fue decidida por la máxima autoridad magisterial: el Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI; y el Papa Francisco también ha señalado en repetidas ocasiones que la cuestión ya ha sido decidida por la autoridad magisterial. (...) La discusión tiene lugar fuera de la enseñanza de la Iglesia".

Por su parte, el nuevo presidente de la conferencia episcopal, Monseñor Georg Bätzing, declaró sin tardanza que, en su opinión, "el diaconado de la mujer es sumamente legítimo".

Un hecho que definitivamente ha alimentado las falsas esperanzas es la sorprendente decisión de Francisco de establecer una comisión de estudio sobre el diaconado femenino, el 8 de abril pasado. Especialmente porque el mismo Francisco ha dicho estar en contra, y la conclusión de la comisión anterior fue negativa.

Es oportuno recordar la enseñanza de la Iglesia sobre este tema: la imposibilidad de ordenar mujeres, ya sea al sacerdocio o al diaconado, pertenece a la esencia del sacramento del orden sagrado. En otras palabras, la Iglesia no tiene la potestad para cambiar este hecho.