El satisfecit del "Maestro Limpio" de las finanzas del Vaticano

Abril 07, 2021
Origen: fsspx.news

Un mes antes de la evaluación de las finanzas de la Santa Sede por parte del Consejo de Europa, el hombre elegido en 2019 por el Papa Francisco para garantizar la seguridad de los intercambios financieros del Vaticano, ha evaluado positivamente su balance, mientras que algunas transacciones cuestionables son objeto de varias investigaciones en los silenciosos muros de los palacios apostólicos.

Carmelo Barbagallo es bastante tacaño con las palabras: por eso no pasó desapercibida la entrevista que concedió el 20 de marzo de 2021 a Vatican News, al margen de la mesa redonda de clausura de la quinta edición del curso "Master Anticorruption" de la Universidad de Tor Vergata.

El hombre que ocupa desde 2019 el cargo de presidente de la Autoridad de Supervisión e Información Financiera habló sobre el esfuerzo realizado por el Vaticano para cumplir con los mejores estándares internacionales en la lucha contra el blanqueo de capitales.

Una de las principales novedades del "señor anticorrupción" del Vaticano es el fortalecimiento de la oficina de vigilancia de la ASIF con la llegada de un nuevo funcionario, que se espera provenga de una gran administración italiana.

En efecto, desde hace varios años, el Papa Francisco ha decidido contratar para los puestos clave que garantizan la gestión del estado más pequeño del mundo, a altos ejecutivos que han demostrado su valía en Italia.

El mismo Carmelo Barbagallo es un exejecutivo del Banco de Italia; el presidente del tribunal del Vaticano, Giuseppe Pignatone, y otros promotores de la justicia proceden de las filas del poder judicial italiano.

Durante la entrevista concedida a Vatican News, el presidente de la ASIF recordó el modo de funcionamiento de las "finanzas vaticanas": "en el Estado Vaticano no se autoriza ninguna actividad económica privada, ni el ejercicio privado de actividades profesionales.

"La venta de todo tipo de bienes está encomendada al Estado bajo un régimen de monopolio. Solo un intermediario financiero, el IOR, está autorizado para operar. La administración de los bienes de la Santa Sede, tanto muebles como inmuebles, se concentra en una entidad específica: la APSA, que actúa como tesorera del Estado", explicó Carmelo Barbagallo.

Sin embargo, debido a su proyección universal en el mundo, el Vaticano se encuentra en el centro de una encrucijada de flujos financieros, por lo que ha tenido que dotarse de estructuras y reglas de control a la altura de las mejores prácticas internacionales: es allí donde la ASIF encuentra su razón de ser.

Gracias a este organismo en particular, la Santa Sede se integró, en 2012, al Comité Moneyval: una autoridad de control creada en 1997 por el Consejo de Europa, cuyo objetivo es evaluar el cumplimiento de los Estados respecto a las principales normas internacionales en materia de lucha contra el blanqueo de capitales, y hacerles recomendaciones, si es necesario.

En esta misma perspectiva de transparencia, la ASIF fue admitida en 2020 en el grupo Egmont, un foro de intercambio operativo de 160 unidades de inteligencia financiera "que comparten las mejores prácticas en materia de cooperación internacional e intercambio de información", precisó el exjefe del Banco de Italia.

Carmelo Barbagallo insistió en que los reglamentos que ha ayudado a implementar o perpetuar son "necesarios y suficientes para fortalecer, en el actual contexto globalizado, el ejercicio de la misión de la Iglesia en una condición de mayor protección".

Un comunicado en forma de satisfecit que llega un mes antes de la próxima evaluación de la Santa Sede por parte de Moneyval, durante la asamblea plenaria del Consejo de Europa prevista a celebrarse por videoconferencia del 26 al 30 de abril de 2021.

Queda por ver si las últimas secuencias legales que involucran a altos funcionarios públicos en Roma influirán en la evaluación de los expertos en finanzas mundiales...