El senado italiano bloquea la aprobación de la ley de homofobia

Octubre 29, 2021
Origen: fsspx.news
El Palacio Madama, sede del senado italiano

El senado italiano, en votación secreta, dio su visto bueno al bloqueo propuesto por la Liga y los Hermanos de Italia (Fratelli d'Italia) para el proyecto de ley Zan. La ley que pretendía imponer la ideología de género en todo el país queda así paralizada.

El proyecto de ley "Zan", que lleva el nombre del diputado Alessandro Zan del Partido Demócrata (PD, centro-izquierda), pretendía sancionar los actos de discriminación e incitación a la violencia contra homosexuales, lesbianas, transexuales y personas con discapacidad. Fue aprobado por el Parlamento el pasado mes de noviembre.

En junio, el Vaticano presentó una nota diplomática oficial contra la ley, afirmando que violaba el Concordato, es decir, el tratado bilateral entre Italia y la Santa Sede. Al Vaticano le preocupaba especialmente que, en virtud de la Ley sobre la Homofobia, los católicos pudieran ser procesados ​​por expresar opiniones a favor de las estructuras familiares heterosexuales tradicionales.

Los detractores de la ley también consideraban que se corría el riesgo de poner en peligro la libertad de expresión y se allanara el camino para la propaganda homosexual en las escuelas.

El recuento de votos dio como resultado 154 senadores a favor, 131 en contra y dos abstenciones. La votación fue recibida en medio de aplausos en la sala. El hecho de que los procedimientos fueran secretos favoreció el resultado contra la ley Zan, señalaron los comentaristas.

"Los responsables de la votación del Senado son los que, durante meses, después de su aprobación en el Parlamento, siguieron las sirenas soberanistas para derogar la ley Zan. Se ha traicionado un pacto político que quería que el país diera un paso hacia la civilización. Las responsabilidades son claras", escribió el diputado demócrata Alessandro Zan en Twitter.

Poco antes de la votación, durante el programa L’aria che tira de La7, se dijo lo siguiente: "Si se aprueba el bloqueo, la ley está muerta". Como quedó demostrado por la votación del Senado, aprobar la ley parece un desafío imposible de superar. 

La ley Zan fue rechazada por toda la Italia católica, con algunas excepciones notables. Las feministas y los grupos de lesbianas también expresaron su oposición a la ley, pues se negaban a agregar a las personas transgénero a las categorías protegidas por la ley que castiga los delitos de odio por motivos de raza y religión.

Matteo Salvini elogió el resultado: "La arrogancia de Enrico Letta [secretario del PD. NDLR] y el Movimiento Cinco Estrellas han sido derrotados", declaró. 

"Dijeron no a todas las propuestas de mediación, incluidas las del Santo Padre, de las asociaciones y muchas familias, y sabotearon el proyecto de ley Zan. Ahora debemos volver a la base de las propuestas de la Liga", agregó.

Este proyecto de ley, en una nueva versión, no podrá presentarse al Senado durante los próximos seis meses, según las normas parlamentarias italianas.