El suelo del Santo Sepulcro revelará sus misterios

Febrero 26, 2020
Origen: fsspx.news

El mapeo del suelo de la Basílica del Santo Sepulcro comenzó a principios de febrero de 2020. El trabajo se lleva a cabo conjuntamente por la Fundación Venaria Reale con sede en Turín (Italia) y la Universidad Romana de La Sapienza.

La participación de las dos organizaciones italianas es parte de un acuerdo firmado entre las tres principales comunidades cristianas en Tierra Santa, guardianas de la Basílica y responsables del statu quo en el Santo Sepulcro.

Sobre la base de este acuerdo, la Custodia de Tierra Santa firmó un acuerdo de colaboración en octubre pasado con la fundación Venaria Reale y el Departamento de Antigüedades de la Universidad de La Sapienza en Roma.

Los dos institutos italianos se comprometieron a llevar a cabo un estudio histórico y arqueológico del suelo de la Basílica del Santo Sepulcro (algunas de sus partes datan del período Constantiniano en el siglo IV), a fin de sentar las bases para una posterior restauración que los daños ocasionados por el paso de los años han hecho absolutamente necesaria.

La primera etapa de este trabajo comenzó en febrero de 2020: consiste en un mapeo cuidadoso del suelo, utilizando un escaneo láser de todo el adoquín de la basílica, lo que permitirá trabajar en este último, piedra por piedra, gracias a la tecnología digital.

Durante una entrevista realizada por Christian Media Center, el arquitecto palestino Osama Hamdam de la Universidad al-Quds en Jerusalén, explicó que será necesario analizar el mapeo realizado para una mejor evaluación del "estado de conservación, o más bien del nivel de degradación que cada piedra y cada losa de este suelo ha sufrido".

El trabajo que acaba de comenzar también permitirá conocer, según el investigador, "el tipo de material utilizado en el diseño del suelo de la basílica, así como su origen".