El Vaticano publica el Documento Preparatorio del Sínodo sobre la Sinodalidad

Septiembre 11, 2021
Origen: fsspx.news
Esquema resumen de las etapas del Sínodo sobre la Sinodalidad

El miércoles 7 de septiembre de 2021, el Vaticano publicó el "Documento preparatorio del Sínodo de los Obispos sobre la Sinodalidad" que comenzará del 9 al 10 de octubre de 2021 en Roma, y el 17 de octubre siguiente en cada Iglesia particular.

La primera fase tendrá lugar en las diócesis. Al final de esta fase, el Documento especifica que "la celebración de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos se realizará en octubre de 2023 y constituirá una etapa fundamental". Una vez finalizada esta Asamblea, "seguirá la fase de implementación que volverá a involucrar a las Iglesias particulares".

El Papa Francisco invita a la Iglesia a reflexionar: "El camino de la sinodalidad es precisamente el que Dios espera de la Iglesia del tercer milenio". Este recorrido sigue la estela del "aggiornamento" propuesto por el Concilio Vaticano II.

La pregunta general que se plantea es la siguiente: ¿cómo lograr hoy ese "caminar juntos" en los diferentes niveles (desde el local hasta el universal) que permite a la Iglesia anunciar el Evangelio, de acuerdo con la misión que le fue confiada?

Esta pregunta se subdivide en varios objetivos. Los principales declinan la sinodalidad como forma, como estilo y como estructura de la Iglesia:

"Recordar cómo el Espíritu ha guiado el camino de la Iglesia a través de la historia; (…)

"Vivir un proceso eclesial que implique la participación e inclusión de todos; (…)

"Reconocer y apreciar la riqueza y diversidad de dones y carismas; (…)

"Experimentar las distintas formas de practicar la responsabilidad compartida al servicio del anuncio del Evangelio y del compromiso de construir un mundo más bello y habitable;

"Examinar cómo se vive la responsabilidad y el poder en la Iglesia, y las estructuras mediante las cuales se gestionan, buscando transformar las prácticas desviadas;

"Reconocer a la comunidad cristiana como un sujeto creíble para emprender los caminos del diálogo social, la sanación, la reconciliación, la inclusión y la participación, la reconstrucción de la democracia, la promoción de la fraternidad y de la amistad social;

"Renovar y fortalecer las relaciones entre los miembros de las comunidades cristianas, así como entre las comunidades y otros grupos sociales; (…)

"Promover la valorización y apropiación de los frutos de las experiencias sinodales recientes a nivel universal, regional, nacional y local".

Una lectura atenta nos permite reconocer aquí temas del camino sinodal alemán: la participación de todos en las funciones eclesiásticas, el reparto del poder entre todos, la reforma de las estructuras que permiten los abusos. A los que se suman temas específicos queridos por el Papa Francisco: la diversidad de dones y carismas, la promoción de la fraternidad y la amistad social, el ecumenismo.

En otras palabras, este interminable proceso sinodal va por muy mal camino. Además, estará precedido por un pez piloto que ya ha perdido totalmente el rumbo correcto. Es un fiasco terrible lo que se está gestando y cuyo desengaño será acorde con los medios desplegados y el número de personas involucradas.