El Vicariato de Roma aplica estrictamente "Traditionis custodes"

Noviembre 11, 2021
Origen: fsspx.news
El cardenal Angelo De Donatis

Mediante una carta fechada el 7 de octubre de 2021, el cardenal Angelo De Donatis, cardenal vicario de Roma, dio a conocer sus instrucciones para la aplicación del motu proprio Traditionis custodes. Como era de esperar, la aplicación es rigurosa, por decir lo menos.

El cardenal vicario, también llamado vicario general del Papa para la diócesis de Roma, es responsable de gobernar el obispado de Roma en sustitución del Papa.

En la mencionada carta, el cardenal De Donatis afirma que quiere "ejercer una viva caridad pastoral hacia los fieles 'que no excluya la vigencia y legitimidad de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II y del magisterio de los soberanos pontífices' tal como se especifica en el art. 3 del motu proprio".

Pero esta caridad viva tiene un efecto limitado: en el párrafo siguiente se especifica "que ya no es posible utilizar el Ritual Romano y los otros libros litúrgicos del 'rito antiguo' para la celebración de los sacramentos y sacramentales". Ni siquiera para dar la santa absolución.

El prelado insiste: "actualmente está expresamente prohibido el uso de otros ordos [distintos de los reformados por Pablo VI]" y solo está autorizado el uso del misal romano de 1962. Esta es, hasta ahora, la interpretación más estricta del contenido del motu proprio.

Según lo previsto en el art. 5, todos los sacerdotes que quieran celebrar según el antiguo misal deben recibir una autorización escrita del obispo. El cardenal vicario tiene previsto resolver personalmente esta cuestión.

También se especifica que el párroco, nombrado temporalmente, de la Iglesia de la Santísima Trinidad de los Peregrinos será el encargado de celebrar el rito antiguo. Solo en esta iglesia se celebrará la misa dominical.

Además, en otras iglesias donde hasta ahora se celebraba el rito antiguo, el responsable designado por el obispo es quien decidirá si se continúa o no con esta práctica.

Si hay solicitudes especiales para otras iglesias u oratorios, excluidas las iglesias parroquiales, estas también serán reguladas por el funcionario designado.

Uno de los puntos más notables es la exclusión absoluta de cualquier celebración del rito tridentino durante el Triduo Pascual, es decir, Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo.

Finalmente, las lecturas se harán siempre en italiano, según lo que indica el motu proprio.

Lo interesante de esta carta pastoral es que procede del Vicario del Papa para Roma, y que servirá como ejemplo, al menos en Italia.

Además, refuerza las prohibiciones del motu proprio, en el sentido de que excluye la celebración de la misa tradicional en los días santos.

¿Se trata de un exceso de celo del representante del Papa ante los fieles en Roma? ¿O es el reflejo de las directivas especiales dadas por el obispo titular de Roma, es decir, el Papa? Difícil de saber.

Pero dada la cercanía del cardenal De Santis con el Papa Francisco, es muy probable que haya consultado a este último, y que estas directivas están por lo menos de acuerdo con los deseos del Sumo Pontífice.

A pesar de estas instrucciones, habrá al menos una celebración según el rito tridentino en Roma durante el Triduo Pascual, en vía Urbana #85, para aquellos que estén interesados​​...

Enlace a la carta (en italiano)