En Chile, el episcopado condena el voto de los diputados a favor de la eutanasia

Enero 12, 2021
Origen: fsspx.news
Cámara de Diputados de Chile

La legalización de la eutanasia es "un crimen contra la vida humana", denunció la Conferencia Episcopal de Chile, poco después de la aprobación por los diputados, una semana antes de Navidad, de un polémico proyecto de ley que autoriza la eutanasia en ciertas circunstancias.

En Santiago de Chile, el 17 de diciembre de 2020, la Cámara de Diputados fue escenario de un intenso debate, al final del cual el proyecto de ley cuyo objetivo es proporcionar un marco legal a la eutanasia, fue aprobado por 79 votos contra 54.

En un comunicado de prensa publicado unos días después, en la vigilia de Navidad, la Conferencia Episcopal de Chile (CECH) denunció enérgicamente el voto de los diputados, recordando que la práctica de la eutanasia sigue siendo un acto ilegal desde el punto de vista moral, "porque constituye un crimen contra la vida humana" (y sobre todo, hay que agregar, una grave ofensa contra los derechos del Creador, NDLR).

De este modo, el ser humano queda reducido al estado de una "simple mercancía desechable", deploran los prelados, que ven en la votación del pasado 17 de diciembre "un acto de la más terrible gravedad política y moral".

El comité permanente del episcopado recordó que la Iglesia ha estado y estará siempre espiritualmente cerca del sufrimiento experimentado por la persona que padece una enfermedad incurable y por su familia, y considera que es necesario "promover todas las formas posibles de asistencia, en particular cuidados paliativos, y trabajar para que estos servicios lleguen al mayor número posible de personas, especialmente a los más pobres".

Además, los prelados chilenos hicieron un llamamiento a "los laicos que creen en la vida, para que hagan oír su voz, ya sea en el mundo profesional o en el educativo".

Finalmente, el comunicado de la CECH termina con una súplica a Dios, para "que ilumine las mentes y conmueva el corazón de quienes están llamados a pronunciarse sobre cuestiones tan delicadas, sabiendo que un paso equivocado en estas áreas siempre tiene graves consecuencias en el futuro, como muestra la historia".