En Manipur (India), el descanso dominical es más sagrado que las vacas

Enero 26, 2022
Origen: fsspx.news

En el estado de Manipur, situado al noreste de la India, no se juega con el descanso dominical, y las elecciones no son una excepción a la regla: así lo aseguran los miembros de la Comisión Electoral de la Federación de la India.

La Comisión Electoral de la India (ECI) es el órgano político encargado de establecer las fechas y realizar el seguimiento de las distintas contiendas electorales, a nivel federal y regional.

El 8 de enero de 2022, la ECI publicó los días en que tendrán lugar las dos rondas de elecciones provinciales: el próximo 27 de febrero y el 3 de marzo.

Sin embargo, el 27 de febrero este año será el domingo de Quinquagesima: eso fue suficiente para provocar una enérgica oposición del principal sindicato de estudiantes All Tribal Students' Union Manipur (ATSUM) y del partido Kuki Inpi Manipur (KIM) que reúne a cristianos de la etnia kuki, muy representada en esta parte de la India.

"Manipur está conformado por un 43% de cristianos tribales, y el domingo es un día santo y sagrado para ellos, y también un día de descanso y adoración", declaró en un comunicado Khaiminlen Doungel, secretario de ATSUM.

Según sus declaraciones, la Comisión Electoral de la India "es incapaz de tomar en cuenta los valores espirituales, las creencias y las prácticas de la comunidad cristiana y, lo que es peor, su actitud revela una animosidad real".

El Padre Félix Anthony, portavoz de la Conferencia Episcopal del Noreste de la India, lamentó el hecho de que la comisión electoral "no haya sido más cuidadosa al planificar la fecha de las elecciones".

Actualmente, el poder en Manipur lo ejerce N. Biren Sing. Este hombre, miembro de una coalición que reúne al Bharatiya Janata Party (BJP) -un partido nacionalista hindú anticristiano del que es miembro el primer ministro indio Narendra Modi- y al National People's Party (NPP), ejerce la función de Ministro Principal del Estado.

La religión cristiana -que, en este caso, está en igualdad de condiciones con el hinduismo, lo cual es raro en el país de los maharajás- se divide en diferentes etnias que se distinguen por una estricta observancia del descanso dominical: algo que casi ya nadie practica en Occidente. Además, organizar una votación en el Día del Señor necesariamente tendrá un impacto en el resultado de la votación.

De ahí a vislumbrar una maniobra política ejecutada por la mayoría en el poder, hay un paso que muchos en Manipur no dudan en dar. El portavoz de la Iglesia católica local también reconoce: "establecer la fecha de las elecciones en domingo afectará necesariamente los resultados".

El Padre Anthony proclama alto y claro a cualquiera que esté dispuesto a escuchar: "Profesar y practicar nuestra fe es un derecho constitucional: por lo tanto, tenemos el derecho de exhortar a la comisión electoral a encontrar una fecha apropiada para esta elección".

Hasta el momento, la coalición gobernante no ha respondido a las demandas de los cristianos, pero el futuro está escrito con puntos suspensivos, porque la situación sigue siendo explosiva en Manipur: desde hace dos meses, los ataques y ajustes de cuentas étnicos han dejado una decena de muertos en esta región de la India, donde el separatismo está retumbando cada vez más fuerte.