Estados Unidos: en Boston, los satanistas piden libertad religiosa

Febrero 16, 2021
Origen: fsspx.news
Casa Municipal de Boston

Una asociación que afirma pertenecer al satanismo ha iniciado procedimientos legales contra el Ayuntamiento de Boston, con el argumento de que se le impide sistemáticamente realizar su oración satánica antes de las reuniones, cuando a los cristianos sí se les permite hacerlo.

Esta es una historia que solo podría suceder en Estados Unidos, una tierra donde todo es posible. La organización del Templo Satánico se fundó en 2013: este movimiento, que afirma ser "no teísta", se refiere a Satanás, no como una deidad, sino con fines políticos y libertarios.

De inspiración nietzscheana muy lejana, el objetivo del Templo Satánico es combatir la influencia de las corrientes cristianas conservadoras en la sociedad estadounidense: en la época navideña, no es raro ver en las calles esculturas Snaketivity -literalmente, "escenas de la Serpiente"- para parodiar los tradicionales Nacimientos.

Desde finales de enero de 2021, han aumentado las tensiones entre el Ayuntamiento de Boston y la rama local del Templo Satánico, con sede en Salem, Massachusetts.

Según la organización demoníaca, la política del ayuntamiento sería discriminatoria e incluso contraria a la Constitución estadounidense: de hecho, es tradicional (en un país fundado en la libertad religiosa) que cada concejal de la ciudad llame a un invitado externo de su elección con el fin de pronunciar la oración de apertura preparatoria de ciertas reuniones durante el año.

Sin embargo, parece que el ayuntamiento de Boston ha rechazado este privilegio tres veces al Templo Satánico.

Por su parte, Lucien Greaves, uno de los cofundadores de la organización, defendió sus argumentos en el Boston Herald el 26 de enero de 2021: "está fuera de contexto ver nuestro planteamiento como una acción anticristiana", explicó, insistiendo en que solo quieren "aplicar la libertad de religión".

Estos argumentos son considerados bastante débiles por los concejales de Boston, reacios a permitir que cualquier súplica a Satanás resuene entre sus muros. El caso está ahora ante los tribunales.

Desde 2015, el Templo Satánico ha sido reconocido como una religión en Estados Unidos, lo cual no es de extrañar dada la naturaleza atea de la organización, pero, en Estados Unidos, la paradoja está a la vuelta de la esquina.

Por su parte, los satanistas justifican su acción en la búsqueda de sus siete principios fundamentales, a saber: la compasión y la empatía, la lucha por la justicia, la inviolabilidad del cuerpo, las libertades, la no distorsión de los hechos científicos, la reparación de errores y agravios cometidos, el predominio de la compasión, la sabiduría y la justicia. Increíble...

Decididamente, San Agustín tenía razón al decir que "el diablo es el simio de Dios".