Estados Unidos: la ideología de género acusa a sus oponentes de terrorismo

Octubre 27, 2021
Origen: fsspx.news
En el centro, Merrick Garland

¿El hecho de oponerse a los programas escolares considerados contrarios a la moral natural podría ser un acto acusado de terrorismo en "la mayor democracia del mundo"? Parece ser que esto es lo que está sucediendo en Estados Unidos.

Lo peor siempre es posible: esto es lo que muchos ciudadanos estadounidenses deben estar pensando desde el memorando, firmado el 4 de octubre de 2021 por el fiscal general de los Estados Unidos, Merrick Garland, quien pidió al FBI, la policía federal, dirigir un grupo de trabajo destinado a luchar contra determinadas "amenazas" de un nuevo tipo de las que supuestamente son víctimas los orientadores escolares.

Este memorando es la respuesta a una carta enviada al presidente Joe Biden por la National School Boards Association (NSBA), un centro sindical progresista.
Este último quiere que la oposición de los padres a los consejeros escolares sobre la ideología de género y sus sustitutos se describa como "terrorismo doméstico".

La NSBA, respaldada por Merrick Garland, incluso invoca una base legal para sus exorbitantes afirmaciones: la Patriot Act aprobada por el Congreso estadounidense a raíz de los atentados del 11 de septiembre de 2001, ¡nada menos!

"El procurador general Merrick B. Garland ordenó al FBI y a las fiscalías de Estados Unidos que se reúnan dentro de los próximos treinta días con el gobierno federal, responsables de aplicar la ley de los estados, tribus, territorios y comunidades locales para discutir estrategias que permitan abordar esta preocupante tendencia.

"Estas reuniones deberían conducir a pistas dedicadas a la notificación de amenazas, la evaluación y la respuesta por parte de las fuerzas del orden", explicó el ministerio de justicia en su comunicado de prensa del 4 de octubre.

Además, agregó que "el ministerio también creará capacitación especializada para los orientadores escolares. Ayudará al personal afectado y a otras víctimas potenciales a identificar el tipo de comportamiento que constituye una amenaza, y a conservar las evidencias de ello, a fin de facilitar la investigación y el enjuiciamiento de estos delitos".

Estas "amenazas" y "crímenes" consisten en las protestas de los padres cuyos hijos, la mayoría de las veces niñas, han sido objeto de ataques por parte de los llamados individuos "transgénero", y que, bajo este pretexto falaz, tienen el derecho, en Estados Unidos, de elegir la vestimenta que quieran, según los caprichos del momento...

El asunto fue tomado en serio en las filas de los conservadores: por ejemplo, Fox News, el 17 de octubre, se hizo eco de la petición enviada al presidente estadounidense por cuatro de los ocho miembros de la Comisión Estadounidense de Derechos Civiles, una institución reconocida en Estados Unidos.

"Le escribimos para expresarle nuestra preocupación por el reciente memorando emitido por su procurador general", señalaron los abogados que consideran desproporcionada la incautación del FBI, generalmente responsable de los delitos más graves cometidos en suelo estadounidense.

"El memorando no cita ningún ejemplo de intimidación o amenazas de violencia; por otro lado, nos preocupa que la NSBA compare posiciones u opiniones sociales con los delitos de odio relacionados con el terrorismo", añadieron los peticionarios.

Y concluyen diciendo: "Todo lo que hemos visto hasta ahora nos enorgullece de ser estadounidenses: los padres se preocupan por la educación de sus hijos, y no están dispuestos a dejar que ninguna ideología radical les lave el cerebro".

Es evidente entre nuestros vecinos estadounidenses el surgimiento de un totalitarismo insidioso que, bajo la égida de un credo progresista, intenta aniquilar todo pensamiento crítico, incluso el sentido común. La situación no es mejor en Europa... Ante este nuevo vértigo de los tiempos modernos, los cristianos deben apoyarse más que nunca en su fe para resistir.