Estados Unidos: las grandes fortunas al rescate de Joe Biden

Mayo 18, 2021
Origen: fsspx.news

Más de 400 de las corporaciones estadounidenses más ricas del país están uniendo fuerzas para acelerar la aprobación del proyecto de ley respaldado por el presidente Joe Biden para criminalizar a quienes defienden la distinción natural entre un hombre y una mujer, así como la concepción tradicional del matrimonio.

"Espero que el Congreso ponga el Pacto de Igualdad sobre mi escritorio para proteger los derechos de los estadounidenses LGBTQ. A todos los estadounidenses transgénero que me observan desde casa, y especialmente a los jóvenes que son tan valientes, quiero que sepan que su presidente los apoya".

Estas palabras pronunciadas en el Congreso de Estados Unidos el 28 de abril de 2021 reflejan la impaciencia del inquilino de la Casa Blanca.

Y con razón: Joe Biden prometió aprobar una ley, en los primeros 100 días de su mandato, que reconoce la orientación sexual y la identidad de género como categorías legales protegidas. Pero el proyecto, tras su paso ante la Cámara de Representantes, aguarda por el momento en la antesala del Senado, donde la partida está lejos de haber terminado. 

A fin de desmentir a quienes lo apodan con el sobrenombre de Joe Hiden Slow Joe el presidente demócrata ha decidido entrar en el ruedo y presionar al Congreso, utilizando los grandes medios de comunicación.

Y como resultado se lanzó una orden general de movilización dirigida a las empresas más prósperas de Estados Unidos.

Así, el 27 de abril, la Campaña de Derechos Humanos LGBT anunció con orgullo que 416 empresas de la prestigiosa Fortune 500, la lista de las empresas estadounidenses más ricas, se unieron a una coalición que trabaja por una rápida aprobación de la Ley de Igualdad (Equality Act).

Un proyecto de ley en realidad totalitario y liberticida, ya que, "en lugar de respetar las diferencias de creencias sobre el matrimonio y la sexualidad, la ley de igualdad discriminaría a las personas de fe que se oponen a la redefinición del matrimonio", según advirtieron los obispos estadounidenses el 18 de febrero pasado.

En una nueva carta enviada al Congreso el 23 de febrero, la Conferencia Episcopal de Estados Unidos (USCCB) advirtió que la aprobación del proyecto de ley impondría a los particulares y a las empresas "conflictos de deber relacionados con el 'género'".

Por su parte, los promotores de la cultura de la muerte están confiados: las 416 empresas que apoyan el proyecto del presidente Joe Biden tienen su sede en 33 estados de Estados Unidos; registran una facturación anual combinada de $ 6.8 billones y emplean a más de 14.6 millones de personas en todo el país...

Y para motivar a las empresas, una serie de "listas: platino, oro, plata y bronce" las premian en función de su compromiso con la causa LGBT.

No nos sorprenderá encontrar a Apple, Microsoft, Google, pero también a Pfizer, Coca Cola, UPS y Accenture entre los mejores participantes de la "lista de platino".

Según una encuesta reciente realizada por Hart Research Associates, el 70% de los estadounidenses y el 50% de los republicanos apoyarían la aprobación del Pacto de Igualdad en este momento.

Orwell definió claramente el ejercicio del poder en una sociedad totalitaria, describiéndolo como la capacidad de "destrozar la mente humana en pedazos y luego darle la forma que uno escoja" (1984).