Estados Unidos: los establecimientos sanitarios católicos en peligro

Diciembre 27, 2021
Origen: fsspx.news
Xavier Becerra

La administración demócrata, presidida por el segundo presidente católico en la historia de Estados Unidos, está ejerciendo presión adicional para reprimir a los establecimientos sanitarios católicos que se niegan a cumplir con la agenda progresista.

Tras su nombramiento, en marzo de 2021, como Secretario de Salud y Servicios Sociales (HHS), varios medios católicos han expresado su preocupación por la llegada de Xavier Becerra a este cargo ultrasensible para las cuestiones relacionadas con el derecho a la vida.

Cabe señalar que el ex fiscal general de California había presentado, entre 2017 y 2020, una treintena de demandas contra la administración Trump, acusada de querer suprimir las reformas abortistas de su antecesor, Barack Obama.

Preocupaciones fundadas: el 24 de noviembre, el National Catholic Register se hizo eco de una "guerra abierta del HHS contra las personas y grupos que, basados en sus creencias religiosas, se oponen a la agenda progresista pro-aborto o LGBT".

Según un informe interno del HHS, filtrado por la Catholic Benefits Association, los funcionarios del Ministerio de Salud de EE. UU. están trabajando con varios grupos de presión de izquierda, incluidos Planned Parenthood, Human Rights Campaign o Southern Poverty Law Center, para desarrollar una definición más amplia del concepto de "discriminación de género".

En el estado actual del HHS, todos los establecimientos que brindan atención médica, públicos y privados, denominacionales o no, estarían obligados, bajo pena de enjuiciamiento, a realizar abortos, cambios de sexo y ofrecer toda la gama de métodos anticonceptivos.

Y dado que la Iglesia es un objetivo particular del HHS, el objetivo es eludir las exenciones de las que disfrutan los hospitales y clínicas católicas en esta materia.

Doug Wilson, director general de la Catholic Benefits Association, una organización presente en 71 diócesis de Estados Unidos, advirtió: "esto equivale a eliminar toda la dimensión religiosa de los asuntos relacionados con la vida, el matrimonio y la naturaleza misma del hombre y la mujer".

La confirmación de esta ofensiva de la cultura de la muerte llegó unos días antes por parte de Fox News: el 17 de noviembre de 2021, el canal de noticias conservador afirmó estar en posesión de un memorando del HHS que mencionaba que la agencia federal sanitaria de Estados Unidos tiene la clara intención de derogar ciertas protecciones basadas en la libertad religiosa.

Al día siguiente, 18 de noviembre, Xavier Becerra anunció la cancelación de las derogaciones en materia de salud, basadas en la libertad religiosa, en los estados de Michigan, Carolina del Sur y Texas:

"El ministerio no puede en el futuro condonar el uso rutinario de exenciones religiosas que equivalgan a un acto de discriminación contra cualquier persona, incluidas las LGBT, en los programas financiados por los contribuyentes".

Una vergüenza en un país que ha puesto la libertad en materia de religión como la base de sus leyes. Esto resulta irrisorio cuando recordamos que, no hace mucho, Estados Unidos incluyó en la lista negra de los países que restringen la libertad religiosa a Rusia, que no le ha declarado la guerra a los cristianos que defienden el derecho a la vida...